Instalacion camaras garaje la proteccion datos

No son pocos los actos
vandálicos que tienen lugar en los garajes de las viviendas y que acarrean como
consecuencia, no sólo la posible destrucción de una parte de la zona común del
aparcamiento, sino también el inevitable menoscabo de un vehículo.

Por ello, algunos
propietarios de plazas de garaje, bien sea porque han tenido que sufrir ese
perjuicio en sus vehículos o bien por la simple protección y seguridad de los
mismos, deciden colocar cámaras de videovigilancia en sus plazas de
aparcamiento.

  • En el post de hoy, vamos a analizar en qué medida la normativa de protección de datos tiene cabida a la hora de colocar una cámara de videovigilancia en una plaza de garaje, en concreto debemos comenzar preguntándonos si el artículo 22 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (en adelante LOPDGDD), y el artículo 6 del Reglamento General Europeo de Protección de Datos (en adelante RGPD), actuando como base jurídica legitimadora, tienen aplicación en el supuesto que nos ocupa.
  • Nuestra autoridad de
    control, la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante, AEPD) señala
    que la misma se aplicará siempre que el garaje forme parte de la zona común
    por la que puedan transitar el resto de los propietarios o terceros que accedan
    al mismo
    .
  • Pero ¿en qué supuestos
    podemos entender que el garaje forma parte de una zona común?
  • En primer lugar, debemos hacer referencia a varios artículos de la Ley 49/1960, de 21 de julio sobre Propiedad Horizontal (en adelante, LPH), de forma prioritaria a su artículo 3, donde se dispone el régimen de propiedad que corresponde a cada piso o local:
  • “En el régimen de propiedad establecido en el artículo 396 del
    Código Civil corresponde a cada piso o local:
  • a) El derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio
    suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente,
    con los elementos arquitectónicos e instalaciones de todas clases, aparentes o
    no, que estén comprendidos dentro de sus límites y sirvan exclusivamente al
    propietario, así como el de los anejos que expresamente hayan sido señalados en
    el título, aunque se hallen situados fuera del espacio delimitado.
  • b) La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los
    restantes elementos, pertenencias y servicios comunes.”

Este articulo
nos manifiesta que el propietario de un piso o local lo será de modo singular y
exclusivo del mismo, así como de los anejos que expresamente hayan sido
señalados
. Pero ¿qué es un anejo? Para contestar a esta pregunta
debemos remitirnos al artículo 5 de la misma Ley, donde se indica lo
siguiente:

“El
título constitutivo de la propiedad por pisos o locales describirá, además del inmueble
en su conjunto, cada uno de aquéllos al que se asignará número correlativo.

La descripción del inmueble habrá de expresar las circunstancias exigidas en la
legislación hipotecaria y los servicios e instalaciones con que cuente el
mismo.

La de cada piso o local expresará su extensión, linderos, planta en
la que se hallare y los anejos, tales como garaje, buhardilla o sótano.”

  1. De acuerdo con lo
    dispuesto en este artículo, el garaje tiene consideración de anejo del piso
    o local del propietario.
  2. Por último, y para conocer si estamos ante un espacio común, el artículo 3 de la LPH nos remite al artículo 396 del Código Civil (en adelante CC) donde se hace una amplia relación de los espacios que son zona común. En el primer párrafo del citado artículo se dispone que “Los diferentes pisos o locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute…”
  3. De lo anteriormente expuesto, podemos inferir que la plaza de garaje es un elemento privativo del propietario, pero no así el resto del espacio del garaje ya que, tal y como se dispone en el artículo 394 del CC “Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho”.
  4. Por lo tanto, el
    propietario que coloque uno de estos dispositivos en su plaza de garaje y la
    misma se encuentre dentro de un aparcamiento donde existan más plazas de garaje
    privativas, pero donde el resto del área es común, además de ser el responsable
    del sistema de videovigilancia, debe atenerse a los requisitos que la AEPD
    exige a la hora de la colocación de cámaras en estos emplazamientos.

A tenor de lo dispuesto en cuanto al cumplimiento de la normativa aplicable, debemos hacernos la siguiente pregunta antes de colocar un dispositivo de videovigilancia en nuestra plaza de garaje: ¿Es necesaria una autorización previa por parte de la Junta de Propietarios? En la “Guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades” redactada por la AEPD , se manifiesta que, a la hora de la instalación de cámaras en una plaza de garaje que a su vez forme parte de un espacio compartido, es preceptiva la necesidad de una autorización previa de la Junta de Propietarios la cual deberá constar en las actas correspondientes. En este caso, aunque la AEPD indica que sí que es necesaria la autorización previa por parte de la Junta de Propietarios, no deja claro si se refiere a su obligatoriedad para la colocación de las cámaras en los espacios y zonas comunes o solamente para la grabación en una plaza de garaje individual, por lo que la obligación de autorización previa se entenderá extendida también a aquellos supuestos en los que exclusivamente se graba nuestra plaza de garaje particular.

Una vez analizada y enumerada
la normativa que se debe cumplir en el caso de instalar un dispositivo de
grabación en una plaza de garaje con las características anteriormente
especificadas, la siguiente cuestión que debemos plantearnos es la finalidad
por la cual el propietario va a proceder a la colocación de cámaras de
videovigilancia en una plaza de garaje de su propiedad. Como ya hemos
adelantado al principio del artículo, una de las posibles finalidades puede
atender a evitar que se produzcan actos vandálicos en el vehículo del
interesado, ya que la cámara puede ser considerada para un tercero que pretenda
dañar su plaza como un elemento disuasorio.

En este caso, y según señala la “Guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades” (pincha aquí) y un Informe del Gabinete Jurídico (pincha aquí) de la AEPD en lo relativo a la legitimación que pudiera ostentar el titular de la plaza de garaje para la colocación de estos dispositivos, hacen referencia al artículo 6.

1.e) del RGPD el cual dispone que existirá un interés público de los particulares en la captación de imágenes mediante cámaras de videovigilancia para garantizar la seguridad de personas o instalaciones en los espacios de su propiedad, como puede ser su domicilio o su plaza de garaje.

Del mismo modo, debemos indicar que la legitimación del interesado también tiene cabida dentro del artículo 6.1.

f) del RGPD, por el que el tratamiento es lícito si es necesario para la satisfacción de intereses legítimos perseguidos por el responsable del tratamiento que, en este caso, es el titular de la plaza de garaje.

Relacionado con la
finalidad del tratamiento de la obtención de imágenes mediante el sistema de
videovigilancia instalado en una plaza de garaje, debemos hacer obligada
mención al principio de proporcionalidad, el cual vendrá determinado porque la captación se
encuentre limitada a dichos espacios propios, en tanto sea estrictamente
necesario para la salvaguardia de los bienes del interesado, y a una captación
parcial de los áreas comunes circundantes, de manera que se interfiera lo
menos posible en los derechos de las personas que utilizan dichas zonas comunes
o transitan por las plazas de garaje al tratarse de espacios abiertos
.

No obstante, el hecho de que existan intereses públicos y legítimos del particular en el fin perseguido con la colocación de ese tipo de cámaras en sus plazas de garaje no exime al propietario del deber de información, en este caso al resto de propietarios y terceros, de la existencia del sistema de videovigilancia. De acuerdo con el artículo 22.4 de la LOPDGDD y bajo las directrices de la AEPD, a tal efecto, se colocará un cartel lo suficientemente visible en el acceso a la zona videovigilada en el que se incluirá una serie de información tal como:

Instalacion camaras garaje la proteccion datos

Por lo tanto, la AEPD ya nos está manifestando que, previamente a la puesta en funcionamiento de las cámaras de videovigilancia, el particular, a nivel meramente interno, debe elaborar un Registro de Actividades de Tratamiento (en adelante RAT) en el que se incluya una descripción del tratamiento de videovigilancia con la siguiente información:

Instalacion camaras garaje la proteccion datos Instalacion camaras garaje la proteccion datos

  • Ejemplo
    de tabla de Registro de Actividades de Tratamiento.

Otra cuestión a tener
en cuenta es el modelo de sistema de grabación que se utilice para la
captación de imágenes, ya que la AEPD indica que ese sistema deberá estar
ubicado en un lugar vigilado o de acceso restringido y sólo podrán tener acceso
al contenido del mismo el responsable o personas autorizadas por él, con un código
de usuario y una contraseña.

El propietario que
quiera instalar este tipo de dispositivos deberá además conocer el periodo
de conservación de las imágenes
que será de un mes como
máximo desde la captación de las mismas. Una vez transcurrido este periodo de
tiempo, las grabaciones deberán ser eliminadas de una forma segura.

A modo de conclusión, y una vez tomadas en cuenta las anteriores obligaciones y consideraciones, se deberán seguir dichas pautas y recomendaciones a la hora de la instalación de las cámaras, las cuales enumeraremos de forma sucinta a continuación:

Contents

You might be interested:  Notificacion del cambio de titular la comunidad

Cámaras de vigilancia en garajes comunitarios ¿son legales? | Atico34

¿Se pueden instalar cámaras de vigilancia en garajes comunitarios? ¿Qué dice la normativa de protección de datos? ¿Y si la cámara para vigilar un coche en el garaje de la comunidad la pone un vecino? En las siguientes líneas daremos respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con la legislación para cámaras de vigilancia en comunidades de propietarios.

¿Es legal poner cámaras de vigilancia en garajes comunitarios?

Cada vez son más las comunidades de propietarios que deciden colocar cámaras de seguridad para los garajes de la comunidad, así como de particulares que deciden colocar una cámara privada en el garaje comunitario para vigilar su coche. La finalidad de ambos es prevenir la comisión de actos vandálicos en las instalaciones, así como el robo dentro de los vehículos o de los propios vehículos y, en caso de que se cometan tales actos, contar con pruebas para identificar a los perpetradores.

Sin embargo, mientras que la ley de videovigilancia es bastante clara en lo que a la instalación de una zona de videovigilancia en un parking público o el aparcamiento de un centro comercial se refiere, no es raro que surja la duda de si es legal poner cámaras de seguridad en una comunidad de vecinos, especialmente en zonas que se consideran comunes, pero que también tienen espacios de uso privado, como son los garajes.

La respuesta es que siempre que se cumpla con los principios de proporcionalidad y legitimidad, la finalidad sea la seguridad de los bienes públicos o privados y se cumpla tanto la Ley de Propiedad Horizontal como la Ley de Protección de Datos, habilitar una zona de videovigilancia en el garaje comunitario o que un vecino coloque una cámara de seguridad en su plaza, es completamente legal.

¿Puedo poner una cámara de vigilancia en mi plaza en el garaje comunitario?

Como hemos señalado más arriba, sí, cualquier vecino podrá poner una cámara de seguridad en su plaza de garaje y vigilar su coche.

Ahora bien, es necesario cumplir con una serie de requisitos para que la instalación de dicha cámara de seguridad esté dentro de la legalidad y asegurarse de no estar cometiendo alguna posible infracción, especialmente en lo que a la LOPDGDD y el RGPD se refiere.

Instalacion camaras garaje la proteccion datos

Requisitos para poner cámaras de vigilancia en garajes comunitarios

En muchos aspectos, no son muy diferentes a cuando queremos instalar cámaras de seguridad en nuestro negocio, salvo que en el caso de las cámaras de seguridad de particulares, debemos tener en cuenta que se va a grabar en propiedad privada (la plaza de garaje), pero también se captará en parte imágenes de zonas comunes por las que pueden transitar otras personas, cuyo intimidad y derecho a la imagen debemos respetar.

Si las cámaras de vigilancia del garaje las pone la comunidad de propietarios

Si las cámaras de vigilancia en los garajes las pone la comunidad de propietarios, será necesario contar con el consentimiento de todos los propietarios, que deberá ser recogido en su correspondiente acta.

En las entradas al garaje deben colocarse los correspondientes carteles informativos sobre la presencia de las cámaras de videovigilancia, en los que se informará de:

  • Quién es el responsable del tratamiento (en este caso, la comunidad de propietarios).
  • La identidad del encargado del tratamiento (si se ha contratado la instalación y supervisión de las cámaras con una empresa de seguridad).
  • La vía para ejercer los derechos previstos en la normativa de protección de datos (acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición).
  • Dónde deben dirigirse los vecinos o visitantes para obtener más información respecto al tratamiento de sus datos personales.

Además, la comunidad de propietarios deberá llevar un registro de actividades de tratamiento, en el que se describa todo lo relativo al tratamiento de videovigilancia:

  • Identificación del responsable
  • Legitimación y finalidad del tratamiento
  • Colectivos y categorías de datos afectados
  • Categorías de destinatarios
  • Plazo de supresión
  • Medidas de seguridad aplicadas
  • Así mismo, las cámaras de seguridad en los garajes deben evitar grabar la calle, aceptándose el espacio mínimo necesario correspondiente a la salida del garaje.
  • Si es la comunidad de propietarios quien gestiona el sistema de videovigilancia del garaje, deberá limitar el acceso a las imágenes, idealmente, a una o dos personas (por ejemplo, presidente y secretario de la comunidad) y proteger dicho acceso mediante contraseña.
  • Las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia en el garaje no podrán difundirse de ninguna manera y deberán destruirse pasado un mes de su captación (salvo que hayan sido reclamadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o un juez).

Instalacion camaras garaje la proteccion datos

Si la cámara de vigilancia la pone un particular en su plaza

  1. Cuando la cámara vigilancia en un garaje comunitario la pone un particular en su plaza de aparcamiento en el garaje comunitario, lo primero que deberá conseguir es el permiso de todos los propietarios para ello, puesto que, como hemos dicho, pese a que la plaza de aparcamiento se considera un espacio privado, propiedad del particular que es su titular, el garaje es un espacio común, que disfrutan todos los propietarios.
  2. Este permiso deberá constar por escrito en un acta de la comunidad de propietarios.
  3. En este supuesto, el responsable del tratamiento será el particular y deberá cumplir con los mismos requisitos que hemos visto para la comunidad de propietarios, aunque la seguridad y acceso de las imágenes captadas dependerá de él (salvo si ha contratado los servicios de una empresa de seguridad que se encargue de las cámaras).
  4. Por lo tanto, debe:
  • Llevar un registro de actividades de tratamiento.
  • Colocar el correspondiente cartel informativo sobre la presencia de la cámara y el grabado de imágenes.
  • Proteger el acceso a las imágenes mediante contraseña.
  • No difundir las imágenes grabadas.
  • Apuntar la cámara únicamente a su plaza, evitando en la medida de lo posible captar imágenes de otras plazas o del resto del garaje.
  • Destruir las imágenes pasado un mes desde su grabación.

¿Quién puede ver las cámaras de seguridad de un garaje comunitario?

Puesto que nos pueden denunciar por hurto con las grabaciones de una cámara de seguridad (siempre que esta cumpla con las exigencias y obligaciones de las normativas pertinentes), cabe preguntarse quién puede ver esas grabaciones captadas por las cámaras de seguridad de una comunidad de vecinos.

La respuesta es que, dado que la instalación de cámaras responde al interés legítimo de garantizar la seguridad de las personas y los bienes de la comunidad (en este caso, los vehículos y lo que contengan en su interior), en principio solo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o los jueces podrán solicitar el acceso a las imágenes de esas cámaras, en el transcurso de la investigación de un delito.

Si un vecino quiere ver esas imágenes, deberá presentar la correspondiente denuncia (si tiene la sospecha de que se ha cometido un delito en contra de su propiedad), es decir, primero debe denunciar el delito (robo del coche, sustracción de pertenencias que pudiera tener en el interior del vehículo, actos vandálicos sobre este, etc.) ante la policía o el juzgado y estos o él podrán acceder a dichas grabaciones.

En el caso de una cámara de seguridad particular en una plaza de garaje, el propietario de la misma es quien tendrá acceso a las grabaciones, y, como ya dijimos, no debe hacerlas públicas o difundirlas, especialmente si han captado a otras personas.

¿Puedo instalar una cámara de videovigilancia en mi plaza de garaje de un bloque de vecinos?

El registro de imágenes personales con cámaras de videovigilancia y su posterior tratamiento es uno de los aspectos más controvertidos a los que ahora la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) trata de arrojar luz en la 'Guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades'.

Una vez tomadas, pueden tener distintos usos. De dónde y cómo se haga podrá ser legal o no. Si bien es habitual utilizar estas cámaras con el fin de garantizar la seguridad de personas, bienes e instalaciones, también pueden usarse con otros fines, como la investigación, la asistencia sanitaria o el control de la prestación laboral por los trabajadores.

En el caso de las comunidades de propietarios, «la captación de imágenes por cámaras de videovigilancia en los espacios comunes puede enmarcarse en el interés legítimo de dicha comunidad y la finalidad de seguridad es también legítima», apunta la AEPD.

 Pero matiz diferente tiene la instalación de cámaras en una plaza de garaje propia que forma parte de un espacio compartido por el que pasa habitualmente el resto de los propietarios de un bloque de vecinos u otras personas que acceden al mismo.

En este sentido, la Agencia Española de Protección de Datos aclara que esas imágenes que registra la cámara se limitarán exclusivamente a la plaza de aparcamiento de la que sea titular el responsable del sistema de videovigilancia y a una «franja mínima» de las zonas comunes «que no sea posible evitar captar» para la vigilancia de la plaza de garaje.

Además, su instalación requerirá la autorización previa de la junta de propietarios que deberá constar en las actas correspondientes», subraya.

Asimismo, advierte de que no se podrán tomar grabaciones de plazas de aparcamiento ajenas ni tampoco de la vía pública, terrenos y viviendas colindantes o de cualquier otro espacio ajeno.

«Cumplido este requisito, el propietario de la plaza de garaje como responsable del tratamiento, estará sujeto a las restantes obligaciones impuestas por la normativa de protección de datos», concluyen.

Instalacion camaras garaje la proteccion datos

Fuente: Diariosur

  Refuerza la seguridad de tu negocio o vivienda con TTCS

Visita nuestro apartado de productos, para conocer todas las soluciones de seguridad que TTCS te ofrece.

O puedes llamarnos al 971607952, o pedirnos información por correo electrónico a nuestro email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam.

Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..Tenemos soluciones de seguridad para cada tipo de cliente. 

You might be interested:  Consignacion previa para recurrir cuando se adeudan cantidades a la comunidad

 Instalacion camaras garaje la proteccion datos

#alarmasmallorca #alarmasseguridadmallorca #videovigilanciaMallorca #ttcssolucionesdeseguridad 

¿Puedo instalar una cámara de videovigilancia en mi plaza de garaje de un bloque de vecinos?

El registro de imágenes personales con cámaras de videovigilancia y su posterior tratamiento es uno de los aspectos más controvertidos a los que ahora la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) trata de arrojar luz en la 'Guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades'.

Una vez tomadas, pueden tener distintos usos. De dónde y cómo se haga podrá ser legal o no. Si bien es habitual utilizar estas cámaras con el fin de garantizar la seguridad de personas, bienes e instalaciones, también pueden usarse con otros fines, como la investigación, la asistencia sanitaria o el control de la prestación laboral por los trabajadores.

En el caso de las comunidades de propietarios, «la captación de imágenes por cámaras de videovigilancia en los espacios comunes puede enmarcarse en el interés legítimo de dicha comunidad y la finalidad de seguridad es también legítima», apunta la AEPD.

Pero matiz diferente tiene la instalación de cámaras en una plaza de garaje propia que forma parte de un espacio compartido por el que pasa habitualmente el resto de los propietarios de un bloque de vecinos u otras personas que acceden al mismo.

En este sentido, la Agencia Española de Protección de Datos aclara que esas imágenes que registra la cámara se limitarán exclusivamente a la plaza de aparcamiento de la que sea titular el responsable del sistema de videovigilancia y a una «franja mínima» de las zonas comunes «que no sea posible evitar captar» para la vigilancia de la plaza de garaje.

Además, su instalación requerirá la autorización previa de la junta de propietarios que deberá constar en las actas correspondientes», subraya.

Asimismo, advierte de que no se podrán tomar grabaciones de plazas de aparcamiento ajenas ni tampoco de la vía pública, terrenos y viviendas colindantes o de cualquier otro espacio ajeno. «Cumplido este requisito, el propietario de la plaza de garaje como responsable del tratamiento, estará sujeto a las restantes obligaciones impuestas por la normativa de protección de datos», concluyen.

Cómo poner una videocámara en tu garaje

Cómo poner una videocámara en tu garaje. Las videocámaras son uno de los dispositivos que más denuncia presenta frente a la Agencia Española de Protección de Datos. En este artículo vamos a aconsejar algunos puntos para que su instalación no te de ningún quebradero de cabeza.

La colocación de videocámaras en plazas de garaje por las que puedan transitar otras personas está sujeta a la autorización previa de la comunidad de propietarios.

La videovigilancia no ha hecho más que crecer en nuestro país en los últimos años, y si hablamos de las comunidades de vecinos, esto no presenta una excepción. A finales de 2008 eran algo más 1.100 las comunidades que habían registrado el fichero de videovigilancia en la Agencia; ocho años después la cifra ronda los 27.000.

El uso de estas cámaras de videovigilancia proporciona seguridad y protección, permitiendo la identificación de delincuentes y evitando delitos. Pero sin embargo hay que tener en claro ciertos puntos antes de realizar su instalación.

Antes de nada, hay que recordar que cualquier grabación de imágenes de personas identificadas o identificables con fines de videovigilancia mediante cámaras se considera un tratamiento de datos personales.

En el caso de que por tu plaza de garaje pueden pasar vecinos u otras personas, tienes que recordar que se considera un lugar de libre acceso y se aplican los requisitos recogidos en la Instrucción 1/2006 de la AEPD sobre el tratamiento de datos personales con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras o videocámaras.

Igualmente, has de recordar a la hora de instalar una videocámara dirigida exclusivamente a tu plaza de garaje, que sólo la grabe exclusivamente a ésta.

Sin embargo lo más que probable es que captes, imágenes de espacios comunes o de las plazas colindantes, por lo que, en todo caso, deberás contar con el acuerdo de la comunidad de propietarios, recogido en acta, para poder efectuar dicha instalación.

Si quieres grabar las imágenes, previamente debes inscribir un fichero en el Registro General de Protección de Datos de la AEPD que indique que su finalidad es la videovigilancia.

Otro punto destacable, es que hay que informar mediante carteles ubicados en una zona visible de que la zona está siendo videovigilada. En el cartel debe indicarse claramente la identidad del responsable de la  instalación. También debes informar de ante quién pueden ejercer sus derechos los afectados y dónde pueden hacerlo.

Asimismo, deberás facilitar a los posibles afectados información según lo dispuesto en el artículo 5.1 de la LOPD.

Si grabas, las imágenes no se pueden conservar por más de un mes desde su captación.

La AEPD también dispone de otras fichas con información sobre el uso de videovigilancia en viviendas y comunidades de propietarios.

Instalación de cámara en el interior de un vehículo dentro de garaje

No se ha colocado cartel informativo que indique la finalidad del tratamiento y no se trata de un espacio “personal y doméstico”.

  • Se presentó reclamación trasladando la presencia de cámara de video-vigilancia en el interior de un vehículo “tratando datos” de terceros (usuarios del Garaje) en un área perimetral cercana al mismo.
  • No consta ningún tipo de información sobre el modo de “tratamiento de los datos”, ni explicación sobre la finalidad del sistema instalado se ha producido.
  • Sí que está acreditada la presencia de una cámara de video-vigilancia operativa instalada en la luna trasera del vehículo con palmaria orientación hacia la zona de tránsito comunitaria afectando e intimidando al resto de usuarios (as) de las instalaciones.

La AEPD entiende que los hechos denunciados podrían suponer una afectación al contenido del art. 5.

1 c) RGPD que dispone:

  1. “los datos personales serán:
  2. c) adecuados, pertinentes y limitados a lo necesario en relación con los fines para los que son tratados («minimización de datos») (…)”.
  3. Cabe recordar que los particulares son responsables de velar por que los sistemas instalados se ajusten a la legalidad vigente, acreditando que la misma cumpla con todos los requisitos exigidos por la normativa en vigor.
  4. La instalación de este tipo de dispositivos debe contar con el preceptivo cartel informativo, indicando los fines y responsable del tratamiento en su caso de los datos de carácter personal.

En todo caso, las cámaras deben estar orientadas hacia el espacio particular, evitando intimidar a vecinos colindantes con este tipo de dispositivos, así como controlar zonas de tránsito de los mismos sin causa justificada. Tampoco con este tipo de dispositivos se puede obtener imágen (es) de espacio público, al ser esta competencia exclusiva.

  • Y en el presente procedimiento sancionador, se considera que la parte reclamada ha instalado una cámara de videovigilancia en el interior de su vehículo que afecta a zona comunitaria, sin explicación alguna al respecto.
  • La operatividad de la cámara que sostiene la parte reclamante se justifica con la aportación de prueba documental que acredita la presencia del dispositivo y la presencia de un cable entendemos a la batería del vehículo, realizando por tanto un “tratamiento de datos” que no ha sido justificado por el reclamado en legal forma en orden a su estudio por esta Agencia.
  • La medida adoptada se considera desproporcionada en orden a la protección del vehículo, pues existen medios menos lesivos a los derechos de terceros (por ejemplo, una alarma sonora) que se ven afectados sin causa justificada por la misma, tratándose los datos de estos, sin información alguna al respecto.

Entiende por tanto la Agencia que los hechos son constitutivos de una infracción, imputable a la parte reclamada, por vulneración del contenido del art. 5.1 c) RGPD, anteriormente transcrito.

En cuanto a la cuantía de la sanción, considera la AEPD que la presencia del dispositivo en el interior del vehículo afecta a una pluralidad indeterminada de propietarios y/o usuarios del inmueble, al estar la misma orientada hacia una zona comunitaria de garaje sin informar a la Junta de Propietarios de la Comunidad, no habiendo colocado cartel informativo que indique la finalidad del tratamiento y excluyéndose el hecho de no ser espacio “personal y doméstico”, motivos todos ellos que justifican la imposición de una multa cifrada en la cuantía de 1500€, ante la gravedad de los hechos descritos.

Resolución PS-00513-2021 de 20 de mayo de 2022

INSTALAR UNA CÁMARA DE VIDEO VIGILANCIA EN SU PLAZA DE GARAJE

INSTALAR UNA CÁMARA DE VIDEO VIGILANCIA EN SU PLAZA DE GARAJE

Si el propietario pretende realizar grabaciones de un espacio privativo, no precisa de autorización alguna si la cámara sólo actúa sobre dicho espacio.

Si lo que se quiere es instalar la cámara de modo que pueda efectuar grabaciones, siquiera accidentales, de elementos comunes, la cuestión es muy diferente y la comunidad podría negarse razonablemente alegando que se produce una intromisión en la intimidad de los demás comuneros o vecinos.

En alguna ocasión puede ocurrir que algún vecino o comunero quiera instalar una cámara de video vigilancia en una comunidad de propietarios, y en concreto en el espacio de su plaza de garaje.

En estos casos se puede plantear las siguientes preguntas: ¿Tiene que pedir autorización a la comunidad? ¿Qué quórum es necesario? En el caso de que sea posible su instalación, ¿Quién debe ejercer con la obligación de cumplir la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)? ¿La comunidad o el comunero?

Instalación de la cámara de video vigilancia: espacios privativos o comunes

Si el propietario pretende realizar grabaciones de un espacio privativo, no precisa de autorización alguna si la cámara sólo actúa sobre dicho espacio. Es el mismo caso de quien realiza una grabación dentro de su vivienda.

No resulta admisible un uso del elemento privativo que perjudique los derechos de la comunidad o de otro copropietario. Hay que prestar atención si la grabación pretende hacerse exclusivamente del elemento privativo, o afecta a elementos comunes.

Ahora bien, si lo que se quiere es instalar la cámara de modo que pueda efectuar grabaciones, siquiera accidentales, de elementos comunes, la cuestión es muy diferente y la comunidad podría negarse razonablemente alegando que se produce una intromisión en la intimidad de los demás comuneros o vecinos. La cuestión es que por mucho que la cámara enfoque el espacio privativo, debemos asegurarnos de que no es posible grabar a otras personas pasando por delante de la plaza de garaje, por ejemplo, de modo que puedan generarse intromisiones.

En cualquier caso, si precisamos de autorización para ubicar la cámara en un elemento común, creemos que sería oportuno incluir la autorización para grabar (además de la simple instalación) a fin de mejorar nuestra posición ante eventuales problemas que pudieran surgir.

Atención. Hay que tener presente que la video vigilancia y grabación de imágenes con cámaras de seguridad afecta al derecho a la imagen, al honor y a la intimidad personal y familiar. He aquí que surjan tantas dudas respecto a su legalidad y es donde la propia comunidad debe poner en una balanza la protección personal y material y la privacidad de su entorno.

You might be interested:  Enervacion en el arrendamiento de local

Autorización de la Comunidad

Si se trata de un servicio común de vigilancia (videovigilancia), y los vecinos lo aprueben como un servicio común. Nos facilitaría la evitación de problemas, reduciría el impacto económico e incrementaría la seguridad que se pretende. Bastaría con el voto favorable de 3/5 de los propietarios que a su vez representen 3/5 de las cuotas.

Una segunda opción sería plantear la instalación como iniciativa exclusiva de un vecino, con las mismas mayorías, pero que también podría aprobarse con mayoría absoluta de los propietarios que sean mayoría absoluta de las cuotas, bastando mayorías simples en segunda votación. Es una vía menos exigente para el comunero, pero menos segura en tanto que resulta más cuestionable el cauce empleado.

Protección de datos

Las comunidades de propietarios manejan datos de carácter personal, ya sean de empleados, de empresas con las que contratan servicios e incluso los propios vecinos, por lo que se hace necesaria la protección de los mismos. Obviamente una cámara de seguridad grabando imágenes de la piscina comunitaria no se adecuara a la legalidad vigente del mismo modo que lo haría una cámara instalada en la puerta del garaje comunitario.

Zonas comunes

De acuerdo con la Ley Orgánica protección de datos de carácter personal (LOPD), de cada persona de la que se pretenda recabar datos personales debe ser informada previamente de la existencia de un fichero de datos de carácter personal y la finalidad de recogida de dichos datos así como los destinatarios de la información, pudiendo además en cualquier momento ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición. Por este motivo es necesario colocar al menos un cartel informativo en las zonas vídeo vigiladas informando que está siendo vigilado por circuito cerrado de TV. El cartel debe estar ubicado en un lugar suficientemente visible, ya sea espacio cerrado o abierto.

En ningún caso las cámaras de vigilancia podrán orientarse a elementos o zonas privadas y deben cumplirse los requisitos relativos a la protección de datos.

Solo el responsable del tratamiento ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD) podrá acceder a las grabaciones.

Habitualmente el responsable del tratamiento es el presidente de la comunidad, administrador de fincas o la empresa mantenedora del sistema.

Previamente es necesario notificar quien será dicho responsable mediante el formulario correspondiente. En Comunidades es necesario cumplimentar el Documento de seguridad que deberá estar en todo momento actualizado.

Zonas privadas

De acuerdo Ley Orgánica protección de datos de carácter personal (LOPD), el obligado a dar cumplimiento a las obligaciones en ella contenida – desde el tratamiento de los datos a la información a suministrar a los terceros afectados por la actividad -, es la persona que desarrolla la actividad de acopio de los datos. Así, si es el vecino quien instala, será él el obligado, pero si logramos que sea la comunidad quien asuma la instalación, será ésta la obligada. Como ya hemos comentado.

En resumen, queremos recordarles que la instalación de un sistema de vigilancia controlado por cámaras en una comunidad de propietarios requiere de una serie de consideraciones y cumplir con la legislación vigente para evitar sanciones.

proteccion-de-datos-en-comunidades-de-propietarios-con-videovigilancia

El tema de la protección de datos personales ha adquirido bastante relevancia en los últimos años por tratarse de un derecho fundamental y por la entrada de nueva normativa europea.

Por ello, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado una guía orientada a la protección de datos en comunidades de propietarios dirigida a los administradores de fincas para facilitar su tarea y mejorar el nivel de protección de todos los ciudadanos cuyos datos se manejan.

La guía aborda cuestiones generales como definiciones de conceptos básicos o la forma de organizar las relaciones entre la comunidad de propietarios y el administrador de fincas; pero también temas específicos como información sobre propietarios con pagos pendientes, tratamientos de datos de empleados o lo que nos interesa en este artículo, cámaras o sistemas de videovigilancia.

Desde el 25 de mayo de 2018 es aplicable el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, que introduce cambios sustanciales e importantes novedades, algunos los veremos a continuación.

¿Quién puede manejar los datos y de qué datos estamos hablando?

Los administradores de fincas están legitimados para tratar y disponer de los datos de los propietarios que sean necesarios para la normal gestión de los asuntos de la comunidad, así como las comunidades de propietarios tienen la obligación legal de cumplir con lo estipulado en la Ley de Propiedad Horizontal (LPH).

Hay diferentes tipos de datos personales que puede manejar una comunidad de propietarios. El más usual es el que incorpora los datos de carácter personal de las personas integrantes de la comunidad, como son : DNI,  nombre, teléfonos de contacto, direcciones postales y de correo electrónico.

La comunidad se sirve de estos datos para su gestión contable, fiscal y administrativa. Pero la normativa no impide que se dispongan de otros datos personales siempre y cuando sean adecuados para los fines de gestión de la comunidad.

En muchas ocasiones, las comunidades de propietarios aprueban la instalación de cámaras de seguridad o vigilancia, cuya finalidad es la seguridad y control de accesos y vigilancia de las instalaciones comunes. Esto supone el tratamiento de imágenes de personas identificables, es decir, datos de otra naturaleza, pero datos la fin y al cabo.

Registro de actividades de tratamiento

  • Desde el 25 de mayo de 2018 desaparece la obligación de notificar ficheros a la AEPD, sin embargo, los responsables  y encargados deben mantener el Registro de Actividades de Tratamiento por escrito.
  • Todas las comunidades deberán tener el registro derivado de la gestión de la comunidad de propietarios, así como un registro relativo a la videovigilancia o cámaras de seguridad.
  • Por su parte, el administrador de fincas, como encargado del tratamiento de datos personales de la comunidad, llevará un registro de todas las categorías de actividades de tratamiento efectuadas por cuenta de un responsable, que contenga:
  • Nombre y datos de contacto del encargado, de cada responsable y del delegado de protección de datos.
  • Las categorías de los tratamientos efectuados por cada responsable, junto con una descripción general de las medidas implementadas.
  • Las transferencias internacionales a un tercer país fuera del Espacio Económico Europeo, aunque no sean frecuentes.
  • Los registros constarán por escrito y en formato electrónico.
  • El encargado, responsable o delegado, tendrá que poner estos registros a disposición de la AEPD si esta lo solicita.

Encargado del tratamiento de datos

Para que la relación entre la comunidad de propietarios (el responsable) y el administrador (el encargado del tratamiento) se ajuste a la normativa de protección de datos, es necesario que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Que el administrador de fincas solo acceda a los datos con la finalidad de prestar un servicio y que no los utilizará con un fin distinto.
  • La relación contractual debe constar por escrito.
  • Se deberá respetar la confidencialidad en el tratamiento de los datos personales.
  • Al término de su relación, el administrador deberá devolver todos los documentos que contengan datos de carácter personal.
  • El administrador asistirá a la comunidad en caso de que se produzca una brecha de seguridad.
  • Las medidas de seguridad adoptadas por los administradores serán las mismas que las de la comunidad.
  • Si el administrador incumpliera estas obligaciones tendrá que hacer frente a las infracciones que haya cometido.

Protección de datos en comunidades con cámaras de videovigilancia

Cada día son más las comunidades que comprueban que los sistemas de videovigilancia son una medida disuasoria de vital importancia que elimina la sensación de impunidad que empuja a muchos ladrones a actuar.

La instalación de cámaras y/o videocámaras en comunidades de propietarios se rige por los siguientes requisitos:

Legitimación de la instalación

Será necesario el acuerdo de la Junta de Propietarios y que quede reflejado en las actas de dicha Junta. Se recomienda que en el acuerdo se reflejen las características del sistema de videovigilancia, el número de cámaras instaladas o el espacio captado.

La legitimación para el tratamiento de datos de carácter personal (imágenes, o según en qué caso, voces) estaría en el interés público, recogido en el artículo 6.1 e) del RGPD.

Derecho de información

Deberán instalarse en los distintos accesos a la zona videovigilada, y en lugar visible, uno o varios carteles que informen de forma clara que se accede a una zona videovigilada.

El cartel también tiene que indicar la identidad del responsable del tratamiento y ante quién y dónde dirigirse para ejercer los derechos que prevé la normativa de protección de datos. La AEPD dispone de un modelo de cartel a disposición de las comunidades.

Sin embargo, si se pretende utilizar las imágenes para el control de los trabajadores, existen requisitos adicionales que se deben cumplir. En este caso, se recomienda consultar el apartado de Cámaras para el control empresarial de la web de la AEPD.

Monitores y visualización de imágenes

El acceso a las imágenes estará restringido a las personas designadas por la comunidad de propietarios y en ningún caso estarán accesibles a los vecinos mediante canal de televisión comunitaria.

Si el acceso se realiza con conexión a internet, se restringirá con un código de usuario y una contraseña que sólo serán conocidos por las personas autorizadas a acceder a dichas imágenes. Una vez instalado el sistema, se recomienda el cambio regular de la contraseña.

Atención, porque la contratación de un servicio de videovigilancia externo o la instalación de las cámaras por un tercero no exime a la comunidad del cumplimiento de la legislación de protección de datos.

Las imágenes serán conservadas durante un plazo máximo de un mes desde su captación. Las imágenes que se utilicen para denunciar delitos o infracciones se acompañarán a la denuncia y será posible su conservación para ser entregadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o a los Juzgados y Tribunales que las requieran. No podrán utilizarse para otro fin.

Nuestra división de seguridad cuenta con técnicos especializados en instalación de cámaras de seguridad y videovigilancia en Madrid para Comunidades de Vecinos y Empresas con gran experiencia y al día de los últimos adelantos técnicos en equipos de CCTV HD e IP, ofreciendo las mejores soluciones en Cámaras de seguridad y videovigilancia en Madrid.

*Fuente: “Guías Sectoriales AEPD”

Solicita tu presupuesto sin compromiso