La fianza del alquiler en cantabria

Tramitación mediante llamada al 012

Consejería de Economía y Hacienda

Contents

Dirección General:

Dirección General Tesorería Presupuestos y Política Financiera

Descripción:

La cancelación del depósito obligatorio de las fianzas, en los contratos de arrendamiento de vivienda o locales de negocio.

Tipo de Inicio:

Interesado

Tipo procedimiento:

Otros

Tipo de destinatario:

Ciudadanos y Empresas

Impresos:

Solicitud de devolución.

Requisitos:

Solicitar la devolución una vez cancelado el contrato.

Documentación:

Solicitud de devolución, justificante de ingreso, fotocopia del contrato, ficha de tercero con los datos de una cuenta corriente.

Tasa/Precio público:

No

Plazo presentación:

15 días naturales desde la fecha del contrato o del comienzo real del alquiler.

Lugar presentación :

C/Hernán Cortés 9, 4ª planta.

Órgano instructor / Norma atributiva:

Servicio de Pagos y Valores. / Decreto 134/2004, de 10 de diciembre por el que se aprueba la modificación de la estructura orgáncia.

Órgano resuelve / Norma atributiva:

Servicio de Pagos y Valores. / Decreto 134/2004, de 10 de diciembre, por el que se aprueba la modificación de la estructura orgánica.

Plazo de resolución:

No tiene

Efectos del Silencio Administrativo o Inactividad de la Administración:

Negativo

Via administrativa:

No agota la vía administrativa.

Recursos:

Recurso de alzada / Consejero de Economía y Hacienda . / 1mes si la resolución es expresa.

Normativa:

Ley de Cantabria 5/1993, de 6 de mayo, de Presupuestos Generales de la Diputación Regional de Cantabria para 1993.

Información al ciudadano:

Teléfono de información administrativa: llame al 012 https://www.cantabria.es/web/atencion-a-la-ciudadania .

Anexos:

  • Solicitud devolución fianza arrendamiento

Fecha de IPSC (interno):

07 de diciembre del 2018

3782409

Requisitos para Alquilar una Vivienda en Cantabria ???? Activa Norte

Tras el proceso de búsqueda y oferta de vivienda, una vez que hemos llegado a un acuerdo entre propietario e inquilino, ya sea de forma privada o a través de un programa público de alquiler, y todos los requisitos para alquilarla han sido verificados, se procede a la firma del contrato. Este contrato será el vínculo entre el arrendador y el arrendatario.

En la formalización del contrato de alquiler de vivienda es obligatorio que el inquilino haga entrega de una fianza. El propietario deberá depositar la fianza en la Agencia de Vivienda Social y el inquilino.

Por lo tanto, al momento de alquilar una vivienda debes contar con los requisitos que se explicarán a continuación.

Contenido Del Contrato

El contrato de alquiler es el vínculo entre el arrendador (quien cede el uso de la vivienda) y el arrendatario (quien adquiere el uso de la vivienda), por el cual, el arrendador cede el uso y disfrute de un bien inmueble (la vivienda) al inquilino por un tiempo determinado, mientras que el inquilino se obliga a pagar la renta fijada libremente entre las partes, y a devolver la finca tal y como la recibió al concluir el contrato de arrendamiento.

Deben verse reflejadas en dicho contrato:

  • Identidad de los contratantes: arrendador y arrendatario
  • Identificación de la finca o vivienda arrendada
  • Duración pactada del contrato
  • Renta inicial
  • Cláusulas que hubieran acordado las partes

Duración del contrato de alquiler

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, se establece que la duración de un contrato de alquiler será la que libremente estipulen las partes contratantes. Existen varias condiciones que sustentan la duración de un alquiler, por ejemplo:

La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si ésta fuera inferior a tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años.

El plazo comenzará a contarse desde la fecha del contrato o desde la puesta del inmueble a disposición del arrendatario si ésta fuere posterior. Corresponderá al arrendatario la prueba de la fecha de la puesta a disposición. (BOE Ley 04/2013)

El precio del alquiler

El precio del alquiler o renta es fijado libremente por las partes (siempre que sea una vivienda libre que no esté vinculada a un plan regional o estadal, que en este caso estará fijado el precio máximo). Durante la vigencia del contrato la renta sólo podrá ser actualizada por el arrendador o el arrendatario en la fecha en que se cumpla cada año de vigencia del contrato, en los términos pactados por las partes.

Documentos que deberá aportar el propietario

Toda persona que pone en circulación en el mercado de alquiler tiene una serie de obligaciones. Las de carácter general están recogidas en la Ley de Arrendamientos Urbanos y luego existen algunas normativas particulares de las CC.AA.

Certificado de eficiencia energética

Este documento, también conocido como Certificado energético, aportará el nivel de efectividad de la vivienda a la hora de gestionar la energía consumida. Está acreditado por organismos oficiales, la agencia inmobiliaria que ponga en alquiler la vivienda añadirá la etiqueta certificadora en el anuncio.

Cédula de habitabilidad o Licencia Primera Ocupación

Este documento acredita que la vivienda reúne las condiciones óptimas y ajustadas a normativa para poder residir en ella.

Títulos de propiedad y otros documentos acreditativos

Además de su identificación personal, el propietario deberá acreditar que es legalmente el dueño del inmueble mediante una escritura o título de propiedad ajustado a norma y registrado. 

Por supuesto, el propietario deberá aportar todos los juegos de llaves de los que disponga. No olvidemos que, a partir de su entrega tras oficializar el contrato, solo podrá tener acceso a la vivienda el inquilino.

¿Dónde se deposita la fianza de un alquiler? – Fotocasa Life

En España 3,2 millones de hogares viven de alquiler, según la Encuesta Continua de los Hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística a principios de año. Una cifra muy por debajo de los 14 millones y medio que viven en una vivienda en propiedad.

Los más de tres millones de contratos de alquiler que existen en nuestro país están regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que en su artículo 36 explica toda la información concerniente a la fianza. ¿Dónde se deposita entonces la fianza de un alquiler?

El depósito de fianza es obligatorio para todo contrato de arrendamiento celebrado en nuestro país. La LAU exige que se presente la fianza —equivalente a una mensualidad en los arrendamientos de viviendas— en metálico.

Según cita la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), la fianza se debe depositar en la Administración General del Estado o en las Administraciones de la mayoría de las comunidades autónomas a excepción del Principado de Asturias, Cantabria, La Rioja y la Comunidad Foral de Navarra, que no poseen ningún organismo que regule dichos depósitos.

You might be interested:  Lesiones accidente trafico siguen penalizadas

¿Dónde se deposita la fianza de alquiler según Comunidad Autónoma?

El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agencia Urbana tiene en su web un listado de las diferentes oficinas repartidas en cada comunidad autónoma, en la que se deben realizar los depósitos de la fianza del alquiler.

Oficinas de depósito de fianza en cada Comunidad Autónoma

  1. Andalucía: Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía.
  2. Aragón: Dirección General de Vivienda y Rehabilitación
  3. Cataluña: Instituto Catalán del Suelo (INCASÓL).

  4. Castilla la Mancha: Dirección General de la Vivienda y Urbanismo.
  5. Castilla y León: Consejos General de las Cámaras de la Propiedad Urbana de Castilla y León.
  6. Comunidad Valenciana: Dirección General de Tributos y Juego.

  7. Extremadura: Caja General de Depósitos de la Comunidad Autónoma.
  8. Galicia: Instituto Gallego de Vivienda y Suelo.
  9. Islas Baleares: Instituto Balear de la Vivienda.

  10. Islas Canarias: Instituto Canario de la Vivienda.
  11. Madrid: Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid (IVIMA).
  12. País Vasco: Servicio Vasco de Vivienda.

  13. Región de Murcia: Caja de Depósitos de la Comunidad Autónoma.
  14. Ceuta: Empresa Municipal de la Vivienda de Ceuta.

El proceso del depósito de la fianza en Madrid

Indiferentemente de la comunidad donde se realice el depósito, los pasos a seguir son similares en todas las oficinas. A continuación, vamos a ver el ejemplo de la Comunidad de Madrid que se divide en 3 sencillos pasos que se pueden realizar de manera online:

  • Autoliquidación. El propietario debe acceder a la aplicación de depósito de fianza y cumplimentar los datos del formulario online.
  • Ingreso. Una vez cumplimentado el impreso de autoliquidación, se debe acceder a la pasarela de pago y realizar el depósito a través de una tarjeta de crédito o cuenta bancaria.
    El pago también se puede realizar de manera presencial en las entidades bancarias autorizadas.
  • Presentación. Una vez realizado el pago, aparecerá en la pantalla un mensaje con un número de resguardo que se puede descargar o enviar a un correo electrónico.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid pone a disposición de los arrendadores la opción de compensación, actualización y devolución del depósito de la fianza.

  • Compensación. Si se realizan sucesivos contratos, se podrá realizar el depósito de la fianza mediante compensación de fianza, lo que viene a ser que el depósito ya realizado pase a uno nuevo.
  • Actualización. Si importe de la renta de un contrato de alquiler —todavía en vigor— se ha incrementado o disminuido, transcurridos tres años o cuando se pacte entre ambas partes —arrendador y arrendatario—, se deberá presentar una actualización de la fianza con la nueva cantidad.
  • Devolución. Se realiza una vez extinguido el contrato. Si pasan más de cinco años desde que se terminó el contrato de arrendamiento, el derecho a exigir la fianza prescribe.

Guía paso a paso para recuperar la fianza del alquiler

Recuperar la fianza es uno de los principales focos de conflicto entre caseros e inquilinos. Este depósito sirve de colchón a los arrendadores para hacer frente a posibles reparaciones e impagos. Si los inquilinos dejan la vivienda en buenas condiciones, recuperarán está cuantía.

El problema llega cuando cada una de las partes tiene una percepción distinta sobre el estado de la vivienda, lo que suele derivar en roces. Ante una falta de entendimiento, ¿cómo pueden recuperar la fianza del alquiler los arrendatarios? La plataforma de reclamaciones online Reclamador.

es lo aclara.

La fianza es el depósito que se entrega al arrendador al firmar el contrato de arrendamiento y cuya finalidad es garantizar el cumplimiento, por parte del arrendatario, de las obligaciones contraídas.

La fianza es una garantía para posibles desperfectos producidos por el inquilino u obligaciones de pago no liquidadas, no siendo atribuible a cuestiones propias del desgaste por el uso ordinario.

En cuanto a su importe, está fijado en un mes de renta y la cantidad debe ser depositada en el organismo competente que designe cada comunidad autónoma.

Aunque la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) limita a un mes la fianza, sí que permite añadir otros dos meses más en concepto de “garantía adicional”. Lo habitual es que las viviendas en alquiler pidan un mes de fianza y otro de garantía adicional, pero rara vez pedirán los tres meses unidos.

Recuperar la fianza del alquiler

Salvo la Comunidad Foral de Navarra, La Rioja, Cantabria y el Principado de Asturias, el resto de comunidades autónomas tienen regulados organismos donde se debe depositar la fianza del alquiler de vivienda.

La Ley de Arrendamientos Urbanos contempla un periodo de un mes para que el arrendador proceda a la devolución de la fianza. Así, el artículo 36 de esta norma expresa que “4.

El saldo de la fianza en metálico que deba ser restituido al arrendatario al final del arriendo, devengará el interés legal, transcurrido un mes desde la entrega de las llaves por el mismo sin que se hubiere hecho efectiva dicha restitución”.

Pero para que el propietario proceda a la devolución de la fianza, el inquilino deberá cumplir con sus obligaciones. Estas son, principalmente:

-Que la vivienda se encuentre en buen estado de conservación.

Para evitar conflictos posteriores, al entrar a vivir en conveniente analizar una inspección en profundidad de la vivienda para detectar posibles daños, desperfectos, irregularidades que no están a la vista, etc.

Ya que en caso de no advertir inicialmente al dueño, con el tiempo, todas las sospechas de haberlos ocasionado recaerán sobre el arrendatario. Además, también es conveniente avisar de cualquier incidencia que requiera reparación.

-Avisar del fin del arrendamiento con, al menos, un mes de preaviso (artículo 9.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos). Además, cabe recordar que el plazo mínimo de cumplimiento en un arrendamiento es de seis meses,

-Estar al corriente del pago de las rentas y otros recibos.

“Si el inquilino cumple con sus obligaciones, a la finalización del contrato de alquiler el arrendador debe entregar al arrendatario la fianza depositada ante el organismo competente, si se encontrara en una comunidad autónoma donde sea obligatorio dicho depósito”, explica Reclamador.es.

¿Y si el casero no devuelve la fianza?

Si el arrendatario no entrega la vivienda en condiciones correctas (con daños o impagos), el arrendador puede no devolver la fianza o quedarse con una parte de ella siempre y cuando lo acompañe de la factura correspondiente. Si no se procede de esta manera, el inquilino puede reclamar reintegro de la fianza a su ex arrendador. También podrá reclamar si considera que sí ha cumplido con sus obligaciones contractuales.

Siempre es aconsejable intentar la negociación amistosa con la otra parte para intentar llegar a un acuerdo para la devolución de la fianza del alquiler. Si la vía amistosa es infructuosa, en Reclamador.es aconsejan enviar un burofax al propietario solicitando la devolución de la fianza.

También es importante indicar que, de no ser devueltas las cantidades correspondientes, se iniciarán las acciones judiciales oportunas para recuperar el dinero entregado en concepto de fianza del arrendamiento.

Si ni aún así las partes se ponen de acuerdo y el inquilino quiere recuperar la fianza, tendrá que acudir a la vía judicial.

¿Para qué sirve la fianza en el contrato de alquiler de una vivienda?

  

Según el artículo 36 de la Ley de
Arrendamientos Urbanos, “a la celebración del contrato será obligatoria la
exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una
mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el
arrendamiento para uso distinto del de vivienda”. La LAU fija, por lo tanto, la
obligatoriedad de establecer una fianza como garantía del cumplimiento de las
obligaciones establecidas en el contrato por parte del inquilino, que será una
cantidad en efectivo equivalente a una mensualidad de la renta.

Una vez cobrada la fianza durante
la firma del contrato de alquiler, el propietario está obligado a depositarla
en el organismo oficial correspondiente hasta la extinción del contrato.

En
Madrid, por ejemplo, la  fianza debe
depositarse en el Instituto de Vivienda de Madrid (IVIMA), previo depósito de
la cantidad en la cuenta habilitada por la Administración.

You might be interested:  Casarse en la notaria

El justificante del
depósito tendrá que  presentarse en las
oficinas del IVIMA junto con una copia del contrato de arrendamiento, de manera
que pueda ser  sellado. El inquilino
tiene derecho a solicitar al propietario de la vivienda una copia sellada del
contrato.

Una vez que se rescinda el
contrato de arrendamiento y siempre que se hayan cumplido las obligaciones en
él recogidas, el arrendador tendrá que devolver la fianza al arrendatario.

Para
ello, el propietario deberá  solicitar el
reintegro de la fianza en el organismo público donde la depositó.

Si hubiese
transcurrido un mes desde la finalización 
del contrato y no se hubiera efectuado la devolución, ésta devengará el
interés legal correspondiente.

Ahora bien, si existiera alguna
incidencia a la hora de revisar la vivienda, el arrendador podrá descontar la
cuantía de los desperfectos o daños -así como los suministros que hayan quedado
pendientes de pago de la fianza, justificando siempre al inquilino esas
cantidades. Si bien nunca podrá ser utilizada como pago de la última renta, ya
que esa no es su finalidad y sí la de subsanar los posibles daños causados en
la vivienda por el inquilino.

La cantidad de la fianza puede
ser actualizada.

Una vez que hayan transcurrido los cinco primeros años, en el
caso de los contratos celebrados entre el 1 de enero de 1995 y el 5 de junio de
2013, y cuando se hayan cumplido los tres primeros años de vigencia del
arrendamiento, en los contratos firmados a partir del 6 de junio de 2013, esa
actualización consistirá en adaptar la fianza a la renta en vigor. Así, entre
las novedades de la LAU está el apartado 2 del artículo 36, que establece que
“durante los tres primeros años de duración del contrato, la fianza no estará
sujeta a actualización. Pero cada vez que el arrendamiento se prorrogue, el
arrendador podrá exigir que la fianza sea incrementada, o el arrendatario que
disminuya, hasta hacerse igual a una o dos mensualidades de la renta vigente,
según proceda, al tiempo de la prórroga”. El apartado 3, además, puntualiza:
“La actualización de la fianza durante el período de tiempo en que el plazo pactado
para el arrendamiento exceda de tres años, se regirá por lo estipulado al
efecto por las partes. A falta de pacto específico, lo acordado sobre
actualización de la renta se presumirá querido también para la actualización de
la fianza.»

Además de la fianza en metálico,
en la firma del contrato de arrendamiento, se podrán pactar entre arrendador y
arrendatario otro tipo de garantías del cumplimiento de las obligaciones del
alquiler, como pueden ser aval bancario, aval personal, un depósito de garantía
o un seguro de impago.  Posibilidades
para proteger un inmueble que nada tienen que ver con la fianza.
Fuente: alquiler seguro

Términos y Condiciones

© Cantabria Collection pertenece a Cantabria Host SL, compañía española con C.I.F. B06840979 y con sede en Calle Abra del Pas nº971, Puerta 22, 39310, Mogro, Cantabria

Al reservar un alojamiento, entran en vigor las siguientes condiciones, que rigen el acuerdo de reserva – con la mediación de Cantabria Host S.L.

– del alojamiento de vacaciones entre usted como inquilino, en adelante el cliente, y el propietario del alojamiento. Cantabria Host S.L.

, en adelante CH, cuenta con el permiso contractual del propietario del alojamiento para firmar este acuerdo de reserva en su nombre.

1. Reserva y acuerdo de reserva

Todas las reservas se formalizan inicialmente mediante la confirmación de la reserva.

La reserva será válida después de que el pago del anticipo, que consiste en el 50% del importe total del alquiler, haya tenido lugar dentro del período de 3 días a partir de la fecha de la confirmación de la reserva.

CH se reserva el derecho de cancelar la reserva sin notificación previa si el pago de este anticipo del 50% no se realizó en la fecha acordada, sin que el cliente pueda reclamar o forzar la reserva. Después de recibir el pago inicial, el cliente recibe el acuerdo de reserva del alojamiento reservado.

El monto restante del importe total del alquiler debe ser transferido a la cuenta bancaria de CH 10 días antes de la llegada.

2. Precios y servicios

Los precios indicados para los alojamientos son los precios de alquiler por todo el periodo seleccionado.

Estos precios son, a menos que se indique lo contrario en la confirmación de la reserva, incluidos todos los costos del uso del alojamiento, que consisten en el IVA (sobre el servicio de mediación del acuerdo de reserva), el consumo normal de agua, gas y electricidad, ropa de cama, baño y cocina y la limpieza final.

3. La fianza

El día de la llegada, el cliente debe pagar una fianza como garantía para la compensación de cualquier daño (de todo tipo) que se produzca en el alojamiento alquilado debido al cliente. Esta fianza será reembolsada en su totalidad dentro de los 7 días posteriores a la fecha de salida, siempre que no se hayan causado daños.

Razones para la no devolución (parcial) de la fianza:

  • No respetar el alojamiento, mobiliario e instalaciones.
  • No devolver todas las llaves entregadas a la llegada.
  • No respetar la hora de salida (salvo que se acuerde lo contrario: 11:00)
  • No dejar el alojamiento ordenado (la basura debe ser quitada, no dejar platos sucios) 

Para poder verificar correctamente el estado del alojamiento, CH se reserva el derecho de realizar los controles necesarios durante los siete días posteriores a la finalización del período de alquiler.

4. Anulación del acuerdo de reserva por parte del cliente

  •  El cliente tiene el derecho de cancelar el acuerdo de reserva mediante una notificación por escrito a CH. La fecha de recepción por CH determina los costos de cancelación, que se determinan de la siguiente manera:
  • a) Antes de 14 días antes de la fecha de llegada: 0% del importe total del alquiler
  • b) Entre 14 y 7 días antes de la fecha de llegada: 40% del importe total del alquiler
  • c) 7 días o menos antes de la fecha de llegada: 75% del importe total del alquiler

5. Obligaciones del cliente

La ocupación de los alojamientos alquilados se limita al número de personas mencionadas en el acuerdo de reserva.

CH tiene el derecho de denegar la entrada al alojamiento en caso de exceder el número permitido de personas, sin que esto tenga ningún derecho a compensación, o CH puede decidir aumentar el precio de alquiler con la cantidad que se considera basada en el precio por persona por día para el alojamiento correspondiente.

El cliente debe respetar las reglas entre los vecinos y las regulaciones municipales locales. La organización de fiestas no está permitida en Cantabria sin un permiso municipal adecuado.

En caso de negligencia o comportamiento inadecuado, CH se reserva el derecho de cancelar el acuerdo de reserva con efecto inmediato y sin previo aviso, lo que puede ocasionar la pérdida de la fianza y los importes de alquiler pagados por el cliente.

Las mascotas solo están permitidas si esto ha sido solicitado con anticipación y confirmado por escrito por CH

Todos los alojamientos ofrecidos por CH están estrictamente destinados a vacaciones. Fotografías profesionales, grabaciones de películas, fiestas o bodas dentro y alrededor del alojamiento solo están permitidas después de un permiso por escrito de CH.

6. Cambio de alojamiento

En caso de que por circunstancias imprevistas, fuera de la competencia de CH, el alojamiento reservado no se puede utilizar, CH informará al cliente tan pronto como sea posible y ofrecerá una solución alternativa en forma de un alojamiento igual o superior, si este hecho ocurre antes de la llegada al alojamiento. Si el cliente no acepta la alternativa ofrecida, la reserva se cancelará con el reembolso inmediato de los importes pagados, sin incurrir en obligaciones adicionales para CH.

En el caso de que el alojamiento reservado no resulta utilizable durante la estancia, CH ofrecerá una alternativa adecuada después de una cuidadosa consideración de las circunstancias y cuando resulte imposible resolver los problemas encontrados, lo que hace que la estancia ya no sea posible. Además, CH ejercerá su papel de intermediario en la recuperación (si es necesario a través de medios legales) del dinero ya pagado al propietario en cuestión por la estancia.

You might be interested:  Notificacion del cambio de titular la comunidad

7. Incidentes y quejas

Los incidentes o quejas relacionados con el alojamiento alquilado deben ser comunicados de inmediato a CH, que hará todo lo posible para resolver el problema lo más rápido posible.

Si a pesar de todo, el problema no se resuelve satisfactoriamente, el cliente debe informar a CH de la queja por escrito durante la estancia. Las quejas que se comunican después de la salida no pueden ser tratadas como tales.

CH está disponible para el cliente durante todo el período de alquiler para ayudar a resolver todos los problemas menores y hacer todo lo posible para que la estancia sea lo más placentera posible.

8. Check-in y check-out

El día de la llegada, el alojamiento estará disponible a partir de las 16:00. Se puede solicitar un check-in más temprano que las 16:00, lo cual será honorado, en la medida de lo posible, pero solo puede ser confirmado el día de llegada.

Unos días antes del día de llegada, el cliente recibirá un correo electrónico de CH informando con un isntrucciones precisas la forma en la que se va a realizar el check-in. A menos que CH y el cliente hayan acordado lo contrario por escrito, el cliente (y todos los invitados) deben abandonar el alojamiento el día de la salida a más tardar a las 11.00 am.

El cliente puede solicitar una salida tardía, CH hará todo lo posible para adaptarse a esto en la medida que sea posible.

9. Descargo de responsabilidad legal

CH no puede ser responsabilizado en los siguientes casos:

  • Irregularidades atribuibles a terceros en el campo del suministro de agua, electricidad, gas, telecomunicaciones, etc.
  • Molestias por ruidos causados ​​por actividades públicas o privadas, eventos o eventos que se realicen fuera del alcance del alojamiento alquilado.
  • Pérdida o daño sufrido por personas u objetos en el alojamiento y sus instalaciones, siendo este uso bajo la estricta responsabilidad del usuario.

10. Ley aplicable y jurisdicción

Al reservar un alojamiento, los términos y condiciones generales antes mencionados para el acuerdo de reserva para el alojamiento de vacaciones entran en vigor.

En todos los asuntos no incluidos en estas condiciones, se aplicará la ley española.

Las partes renuncian expresamente a cualquier otra jurisdicción y se someten a la jurisdicción de los tribunales de Cantabria para resolver todos los problemas que surjan de la aplicación e interpretación del presente acuerdo.

11. Reglas de la casa

Cuando se hospeda en un alojamiento, el cliente debe respetar las siguientes reglas de la casa:

  • A su llegada, se acuerda un horario de CHECK-OUT con el cliente (a más tardar a las 11.00 am, salvo que se acuerde lo contrario). Le pedimos que esté listo a la salida a la hora acordada, que la casa esté ordenada, la basura y las botellas vacías en el contenedor de basura. Los controles remotos de TV,  aire acondicionado, persianas, termostatos  etc. se encuentran en el dispositivo correspondiente.
  • En el check-out revisamos la casa con usted. En el caso de que la casa no se deje ordenada y, por lo tanto, genere trabajo adicional para el equipo de limpieza, CH se reserva el derecho de retener los costos de la limpieza adicional de la fianza.
  • Lo mismo se aplica a la electricidad, a menudo la instalación no está diseñada para usar muchos aparatos eléctricos al mismo tiempo.
  • No deje encendidas las luces exteriores durante el día. Las lámparas se quiebran rápidamente cuando se sobrecalientan. En muchas casas se ha instalado un temporizador para esto.
  • No use la calefacción con puertas y ventanas abiertas. Recomendamos una temperatura de 21 a 23 grados.
  • Por favor cierran las sombrillas al salir de la casa, y antes de irse a la cama a veces hay fuertes vientos y se pueden romper. Aseguren puertas y ventanas. En caso de daños, estamos obligados a retener parte de la fianza.
  • En caso de lluvia imprevista, traiga los cojines de las sillas que se puedan mojar en el interior, así estarán más cómodos cuando brille el sol de nuevo, y está mejor para la preservación de los cojines.
  • Solo se permite hacer barbacoas en la barbacoa dedicada. Está prohibido hacer fuego en el exterior. La barbacoa debe dejarse limpia a la salida.
  • ¡Le aconsejamos que deseche los residuos regularmente, especialmente para evitar hormigas! La basura puede ser depositado en los contenedores de residuos que están en el borde de la carretera. (Vidrio, plástico y cartón separados)
  • No cambie los canales del receptor de satélite, canales streaming, contraseñas de wifi, etc.

En general, haga un uso responsable del alojamiento.

Recuperar fianza alquiler: estas son las opciones del inquilino

Pasos para recuperar la fianza del alquiler

Se trata este de uno de los mayores conflictos entre arrendador y arrendatario. Llegado el momento de la finalización del contrato de alquiler, el inquilino quiere recuperar la fianza del alquiler lo antes posible, pero el entendimiento entre ambas partes no siempre ocurre. Es en ese momento cuando los arrendatarios buscan respuesta a la pregunta ¿cómo recuperar la fianza del alquiler?

Recuperar fianza alquiler

Salvo la Comunidad Foral de Navarra, La Rioja, Cantabria y el Principado de Asturias, el resto de comunidades autónomas tienen regulados organismos donde se debe depositar la fianza del alquiler de vivienda.

La Ley de Arrendamientos Urbanos contempla un periodo de un mes para que el arrendador proceda a la devolución de la fianza. Así, el artículo 36 de esta norma expresa que “4.

El saldo de la fianza en metálico que deba ser restituido al arrendatario al final del arriendo, devengará el interés legal, transcurrido un mes desde la entrega de las llaves por el mismo sin que se hubiere hecho efectiva dicha restitución”. 

Pero para que el propietario proceda a la devolución de la fianza, el inquilino deberá cumplir con sus obligaciones. Estas son, principalmente: 

  • Que la vivienda se encuentre en buen estado de conservación. 
  • Avisar del fin del arrendamiento con, al menos, un mes de preaviso. 
  • Estar al corriente del pago de las rentas y otros recibos.

Si el inquilino cumple con sus obligaciones, a la finalización del contrato de alquiler el arrendador debe entregar al arrendatario la fianza depositada ante el organismo competente, si se encontrara en una comunidad autónoma donde sea obligatorio dicho depósito. 

¿Y qué pasa si el casero no devuelve la fianza?

Si el inquilino considera que ha cumplido con sus obligaciones contractuales pero el casero se niega a la devolución total o parcial de la fianza del alquiler, siempre es aconsejable intentar la negociación amistosa con la otra parte. Intentar llegar a un acuerdo para la devolución de la fianza del alquiler. 

Si la vía amistosa es infructuosa, en reclamador.es aconsejamos enviar un burofax al propietario solicitando la devolución de la fianza. También es importante indicar que, de no ser devueltas las cantidades correspondientes, se iniciarán las acciones judiciales oportunas para recuperar el dinero entregado en concepto de fianza del arrendamiento. 

Y, así, si ni mediante una negociación amistosa y el envío del burofax, las partes no se ponen de acuerdo y el inquilino quiere recuperar su fianza, necesitará acudir a la vía judicial a reclamar las cantidades debidas. Para ello, es fundamental contar con asesoramiento legal experto en materia de vivienda y arrendamientos. 

Solicita una videoconsulta legal sobre alquiler de vivienda

Tanto si lo que te preocupa es recuperar la fianza del alquiler, como cualquier otro tema relacionado con una vivienda, solicita una consulta con nuestros abogados expertos. 

Con nuestro servicio de videoconsulta legal recibirás asesoramiento legal experto en materia de vivienda y arrendamientos. Y ello, sin necesidad de desplazamientos, a través de una llamada o videollamada. Recibe asesoramiento legal personalizado gracias a nuestro servicio de videoconsultas legales. 

Solicita aquí tu videoconsulta con nuestros abogados

Si te ha parecido interesante este artículo sobre recuperar fianza alquiler, compártelo en redes sociales.