Recuperacion la nacionalidad espanola

Recuperacion la nacionalidad espanola

La Ley de extranjería española contempla la posibilidad de perder la nacionalidad española. A pesar de producirse esta pérdida, en muchos casos es posible volver a recuperarla.

Si ha perdido la nacionalidad española y desea recuperarla, se deben cumplir una serie de requisitos necesarios para ello.

Nuestros abogados expertos en extranjería podrán ayudarle con todos los trámites relacionados con la recuperación de la nacionalidad española.

Para ello es necesario estudiar su caso personal con detalle, así como las circunstancias que provocaron la pérdida de la nacionalidad.

  • Una vez estudiado su caso, podremos determinar si cabe la posibilidad de recuperar la misma, al cumplirse los requisitos que marca la ley al respecto.
  • Si existe la posibilidad de volver a obtener la nacionalidad, podremos iniciar todos los trámites para solicitarla.
  • Como comentábamos, existen una serie de requisitos que deben reunirse, tal y como marca la ley, para iniciar el proceso de recuperación de la nacionalidad. Entre estos requisitos destacamos los siguientes:
  • Es necesario residir en España de forma legal. Esto significa que debe estar en posesión de todos los permisos y visados de residencia exigidos por la ley.
  • Es preciso realizar una declaración escrita y firmada ante el responsable del Registro Civil en la que quede constancia de su voluntad de recuperar la nacionalidad.
  • Si poseía la nacionalidad española, pero originariamente esta no era su nacionalidad, es decir, si su lugar de nacimiento es otro distinto al territorio español, es necesario obtener una habilitación previa a la tramitación de la recuperación. Esta habilitación se obtiene a través de la Administración.

Puesto que las causas que pueden originar la pérdida de la nacionalidad española son diversas, la forma y trámites para recuperarla varían. En cada caso será necesario iniciar un procedimiento específico según las circunstancias, ya que los requisitos y documentación serán distintos.

Debido a esto, le recomendamos que deje en manos de abogados expertos en extranjería la realización de todas estas gestiones, con el fin de poder asegurar el mejor resultado en defensa de sus intereses.

En nuestro despacho de abogados de extranjería de Murcia podrá contar con los mejores profesionales del derecho que le ayudarán en todos los pasos del proceso. Puede contactarnos por teléfono o a través de nuestro formulario para solicitar asesoramiento, y, en su caso, concertar una cita con nosotros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE Recuperacion la nacionalidad espanola

En Abogado Extranjería Murcia somos un despacho de abogados con una larga experiencia en el ámbito del Derecho de Extranjería, asesorando a numerosos ciudadanos provenientes de fuera del país a regular su condición como residentes españoles.

Recuperacion la nacionalidad espanola

Si ha vivido por más de cinco años en España, puede solicitar el permiso de residencia permanente y oficializar su situación como ciudadano de nuestro país. En Abogado Extranjería Murcia nos encargaremos de estos trámites para poder realizar la solicitud con éxito.

Recuperacion la nacionalidad espanola

Si proviene de un país fuera de la Unión Europea y desea solicitar un visado para poder estudiar o trabajar en España, desde nuestro despacho de abogados de extranjería en Murcia le ayudaremos a obtener dicho visado para que pueda venir a nuestro país.

Subir

¿Cómo se recupera la nacionalidad española?

Recuperacion la nacionalidad espanola

PÉRDIDA DE LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA

Si posee doble nacionalidad con otro país, vive fuera de España y no usa su nacionalidad española ni el pasaporte español y no mantiene vínculos con España… para no perder la nacionalidad española debe Vd. cada 3 años declarar ante el consulado de España correspondiente* al lugar donde vive Vd. que desea mantener la nacionalidad española (Declaración de conservación de nacionalidad).

Los menores tienen que hacer esta declaración ante el consulado a los 3 años de haber adquirido la nacionalidad extranjera o a los 3 años de haberse emancipado, es decir, a los 21 años.

Si Vd. está inscrito en el consulado español correspondiente y éste inicia expediente de pérdida de nacionalidad…debería notificarle a Vd. la incoación de dicho procedimiento (siempre que tengan su dirección correcta, claro). Si no le han notificado…podría tener Vd. un argumento de defensa.

  • La adquisición de la nacionalidad de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal no produce la pérdida para los españoles de origen.
  • *excepcionalmente se podrá realizar la declaración ante otro consulado.
  • RECUPERACIÓN DE LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA
  • Aunque uno pensaría que para recuperar la nacionalidad española es necesario empezar de cero y residir legalmente X años en el Reino de España, no es el caso: basta con solicitar la residencia legal, y si ésta es otorgada, iniciar inmediatamente después el procedimiento de recuperación de nacionalidad española.
  • Pero además, existen dos importantes excepciones a esta regla general de tener que solicitar la residencia legal…
  • DISPENSA DE TENER QUE RESIDIR EN ESPAÑA PARA RECUPERAR LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA
  1. Si Vd. es emigrante o hijo de emigrante podrá recuperar la nacionalidad española sin tener que residir legalmente en España.
  2. En los demás casos podrá solicitar la dispensa de residencia cuando, además de carecer de antecedentes penales, demuestra conocer el idioma español y poseer vínculos con el Reino de España (estar adaptado a la cultura española, participar en asociaciones/actividades españolas o en favor de intereses españoles…).
  1. ¿ESTÁ PERMITIDA LA DOBLE NACIONALIDAD PARA UN ESPAÑOL?
  2. A. Los españoles de origen (siendo lo más común de esta categoría aquellos nacidos de padre o madre española) si tienen doble nacionalidad con otro país que no sea iberoamericano… (ya sea porque al nacer en ese país éste se la atribuya o porque se adquirió posteriormente) :
  3. SI VIVEN EN ESPAÑA…pueden tener la doble nacionalidad con ese otro país.
  4. SI NO VIVEN EN ESPAÑA…en principio también pueden tener la doble nacionalidad si cada 3 años realizan la declaración de conservación de nacionalidad ante el consulado español correspondiente, como hemos explicado al principio de esta página.
You might be interested:  Cobrar la renta si el inmueble alquilado es subastado

B. Los españoles no de origen, por ejemplo los que han optado durante su vida por obtener la nacionalidad española y han renunciando a su anterior nacionalidad, no pueden poseer la doble nacionalidad porque han renunciado expresamente en la jura a su anterior nacionalidad (art. 23 b) del código civil).

Nota: Sin embargo, podría darse el caso curioso, merced a un lapsus de la ley, de que se obtenga la nacionalidad de un tercer país, no la nacionalidad que se renunció sino la de un tercer país, y entonces, si Vd. vive en España no habría problema en tener esa doble nacionalidad.

Y si viviese en el extranjero entendemos que si declara querer mantener la española cada 3 años en el consulado…puede Vd. también mantener dicha doble nacionalidad.

————

Tenga en cuenta que cada caso es distinto y que lo explicado aquí es a rasgos generales.

También existe la posibilidad de entablar recursos judiciales si Vd. estima que se ha conculcado su derecho a la nacionalidad.

Recuperación de la nacionalidad española

Recuperacion la nacionalidad espanola

  • Conforme al Derecho de Extranjería español, es posible perder la nacionalidad española cuando se dan una serie de circunstancias que contempla la ley.
  • Aunque se produzca esta pérdida es posible volver a recuperarla en algunos casos.
  • Si se encuentra en la situación de haber perdido la nacionalidad española, es importante conocer los requisitos necesarios para iniciar el trámite de recuperación.

Para hacerlo le recomendamos que se asesore legalmente acerca de todas las gestiones y plazos establecidos en la ley. Nuestros abogados expertos en extranjería podrán ayudarle con toda esta tramitación.

Puesto que las causas de la pérdida de la nacionalidad son variadas, será necesario que analicemos su caso de forma detallada con el fin de identificar la causa y poder realizar los trámites necesarios orientados a recuperarla.

Como paso previo al trámite de recuperación de la nacionalidad, es necesario saber si se cumplen con los requisitos que establece la ley. Entre estos requisitos destacamos:

  • Residencia en España: Si desea recuperar la nacionalidad española es necesario que resida en el país de forma legal, es decir, que cuenta con todos los visados y permisos que exige la ley.
  • Declaración en el Registro Civil:  Es necesarios presentar una declaración en la que se deje constancia de su voluntad inequívoca de recuperar la nacionalidad.
  • Obtención de habilitación: En los casos en que su nacionalidad española no fuera original, es decir no la obtuviera por nacimiento sino posteriormente, además de los requisitos anteriores, deberá aportar una habilitación que le facilitará la Administración de forma previa a iniciar el trámite de recuperación.

Debido a que las causas que motivan la pérdida de nacionalidad son muy diversas, los trámites y documentación necesarios para su recuperación serán diferentes, en función de la causa que la motivó.  

Por ello, nuestra recomendación es que cuente con asesoramiento legal experto que le pueda indicar todos los pasos a seguir. Además de asesorarle podremos encargarnos de todo el proceso de recuperación, desde su inicio hasta su finalización.

Trabajaremos en su caso con el único objetivo de agilizar todos los trámites y conseguir una respuesta favorable a su demanda.

Nos encontrará en nuestro despacho de Las Palmas. Puede concertar una cita con nosotros por medio de nuestro teléfono o formulario de contacto online.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE

Recuperación de la nacionalidad española | Administración Pública

Una cuestión prioritaria a plantearse antes del retorno a España es la nacionalidad, por lo que es conveniente informarse bien de las distintas formas de adquirir o recuperar la nacionalidad española. Puede consultar los trámites necesarios en la sección Nacionalidad Española.

  • Contactar
  • Escuchar

¿Se puede recuperar la nacionalidad española?

Si se ha perdido la nacionalidad española podrá recuperarse cumpliendo los siguientes requisitos:

  • Ser residente legal en España (no es necesario para los emigrantes y sus hijos)
  • Declaración de voluntad de recuperar la nacionalidad española ante el Encargado del Registro Civil. Fuera de España puede tramitarse ante los Registros Civiles de las Secciones Consulares de las Embajadas o de las Oficinas consulares.
  • Inscribir la recuperación de nacionalidad en el Registro Civil que corresponda.

¿En qué casos no se podrá recuperar la nacionalidad española?

No podrán recuperar o adquirir, en su caso, la nacionalidad española, sin previa habilitación concedida discrecionalmente por el Gobierno, los españoles que no lo sean de origen y que:

  1. Hayan perdido la nacionalidad española por utilización exclusiva por un período superior a 3 años de la nacionalidad a la que deberían haber renunciado al adquirir la española.
  2. Hayan perdido la nacionalidad española por entrar voluntariamente al servicio de las armas o ejercer cargo político en el extranjero.
  3. Cuando una sentencia firme declare que el interesado ha incurrido en falsedad, ocultación o fraude en la adquisición de la nacionalidad española.
You might be interested:  Impugnacion del acuerdo de la comunidad como motivo de oposicion

Siendo mujer española que ha perdido su nacionalidad por matrimonio con un extranjero con anterioridad a la Ley 14/1975, podrá recuperarla si cumple los requisitos anteriores, para el supuesto de emigrantes o sus hijos/as.

¿Dónde se debe presentar la solicitud para recuperar la nacionalidad española?

La presentación de la solicitud ha de realizarse en el Registro Civil de su domicilio. Los Consulados de España realizan funciones de Registro Civil. 

Más información y trámites

Ministerio de Justicia: ¿Cómo se recupera la nacionalidad española?

La recuperación de la Nacionalidad Española

  • La institución de la recuperación no es sino una manifestación más del principio voluntarista en materia de nacionalidad, consagrado en varios textos del Derecho Internacional Privado a lo largo del pasado siglo, por lo que cabe sostener que, al menos de forma indirecta, dicho principio y los derechos derivados del mismo, se encuentran enraizados en la Constitución a través de su recepción por la vía del artículo 96 del Texto Fundamental.
  • En el presente caso, el derecho de toda persona a cambiar voluntariamente de nacionalidad, se concreta en la readquisición de la nacionalidad que por una u otra causa hubieren ostentado en un momento anterior.
  • La política legislativa en esta materia ha estado y está dirigida en la casi totalidad de los países, a facilitar o privilegiar la recuperación de la nacionalidad inicial respecto de aquellos de sus nacionales que emigraron fuera del país por razones diversas, normalmente de tipo laboral o profesional, y a facilitarles el retorno.
  • En nuestro país, esta política protectora adquiere rango constitucional y una mayor trascendencia desde la entrada en vigor de la vigente Constitución de 1978, en cuanto en su artículo 42, impone a las autoridades españolas la protección del emigrante de una forma específica: “El Estado velará especialmente por la salvaguardia de los derechos económicos y sociales de los trabajadores españoles en el extranjero y orientará su política hacia su retorno”.
  • Este precepto constitucional ha informado las últimas reformas legislativas en materia de nacionalidad como así es de ver en las Exposiciones de Motivos de las últimas Leyes de reforma del Código Civil.

En concreto en la de 17 de diciembre de 1990, se pretende dar un trato de favor a los emigrantes y a sus hijos, cuando tales hijos hayan nacido en el extranjero, al facilitarles la dispensa del requisito de la residencia legal, y en la reforma siguiente, por Ley 29/95, de 2 de noviembre, se suprime definitivamente dicho requisito, en armonía, como se dice en el Preámbulo, con el deber del Estado, conforme al art. 42 de la Constitución, de orientar su política hacia el retorno a España de los trabajadores españoles en el extranjero.

Page 318

Del mismo modo, en la Ley 36/02 de 8 de octubre, siguiendo la misma finalidad dirigida al cumplimiento del indicado mandato constitucional, y por impulso de varias Proposiciones de Ley de la casi totalidad de los Grupos Parlamentarios, se suprime del artículo 26 del C. Civil el requisito de la renuncia a la nacionalidad intermedia.

Por último conviene señalar dos notas importantes : la primera es que en el sistema español, se recupera el mismo tipo de nacionalidad, originaria o no originaria, que se hubiere perdido con anterioridad.

La segunda, que conforme a lo dispuesto en el artículo 15.

3 del Código Civil, la recuperación de la nacionalidad española lleva consigo la de aquella vecindad civil que ostentara el interesado al tiempo de su pérdida.

La nacionalidad como situación subjetiva de estado civil constituye uno de los objetos del Registro Civil (art. 1 LRC), por lo cual es misión de esta institución contribuir a la constatación y prueba de las diversas situaciones jurídicas que puedan darse en materia de nacionalidad.

La recuperación de la nacionalidad, como medio instrumental para readquirir la nacionalidad española, implica un cambio en el estatus del interesado, en cuanto a través de un tratamiento registral de carácter constitutivo, pasa de nuevo interesado a ostentar el estatus de nacional español, con los efectos legitimatorios y probatorios consiguientes.

El camino para lograrlo no es complejo. Se inicia normalmente con la contribución del Encargado a la constitución del título a través de la constatación fehaciente de la declaración de voluntad .

De ser verificada dicha declaración ante el Juez del domicilio, por éste se levantará acta por duplicado y aportados todos los justificantes necesarios, remitirá un ejemplar al Juez Encargado del domicilio para su calificación (art. 229 RRC).

Una vez formalizado el título y en su poder todos los justificantes, es función esencial del Juez Encargado competente la calificación definitiva de dicho título. La calificación implica un examen y un juicio de valor, tanto respecto de la exactitud de lo declarado y aportado documentalmente, como de la legalidad del acto jurídico interesado.

En consecuencia el Juez Encargado competente para la calificación, está obligado a comprobar, ante todo, que se encuentra justificado y probado el presupuesto de hecho fundamental: haber ostentado el interesado en algún momento anterior la nacionalidad española.

You might be interested:  Subida de la renta cuando se cede un local

En caso de duda, o insuficiente justificación, es evidente que debe denegar el asiento y sugerir la conveniencia de obtener una declaración con valor de simple presunción de la nacionalidad española del interesado referida a un momento anterior, a través del expediente del art. 96.

2 de la LRC, y tan solo tras la pertinente anotación de una resolución positiva, podrá acordar la práctica de la marginal de recuperación. Es importante señalar que en la práctica registral diaria resulta

Page 319

de gran utilidad para la calificación de este presupuesto de hecho, la presunción del artículo 68 de la LRC.

También es lógico que se exija la prueba del supuesto de hecho determinante de la pérdida. Dados los términos del art. 67 LRC y 232 del RRC, parece razonable entender que debería ser requisito previo la inscripción del asiento de pérdida.

Pero la DGRN no lo ha entendido así, y viene admitiendo la inscripción de la recuperación, para mayor seguridad del estado civil del interesado, en aquellos casos en que no se pueda probar la previa pérdida de la nacionalidad.

Es por ello que sea práctica habitual, en el ámbito registral, la admisión de las llamadas recuperaciones “ad cautelam”.

Igualmente, dentro del ámbito de la función calificadora, en cuanto garante del principio de legalidad, es obligado entrar en la comprobación de la concurrencia de todos los demás requisitos que se exijan por la Ley sustantiva que se encuentre en vigor en el momento en que se produce el acto formal de la declaración.

Ahora bien, es importante advertir que en nuestro Ordenamiento jurídico-registral, no siempre ha sido así, por cuanto hasta la reforma del Reglamento del Registro Civil por el Real Decreto 17/86, no se ha exigido por nuestro Ordenamiento tal justificación, por lo que cabe indicar que los asientos anteriores a dicho Real Decreto, tan solo dan fe de que se ha practicado la declaración y de su fecha.

  1. Una vez verificada la calificación y siendo ésta positiva, se produce la inscripción o asentamiento, que ha de practicarse en asiento posterior, o al margen, de la principal de nacimiento o de una anotación soporte, sirviendo como título la declaración o manifestación de voluntad efectuada ante el propio Encargado, o ante el Encargado del Registro Civil del domicilio.
  2. De surgir de la calificación un acuerdo calificador denegatorio deberá fundamentarse debidamente y ser notificado al interesado con instrucción del recurso que contra el mismo cabe interponer ante la DGRN en el plazo de treinta días siguientes al de su notificación.
  3. Ahora bien, dada la trascendencia de la inscripción de la recuperación y su específico carácter constitutivo, bien merece un comentario más amplio.
  4. Es bien sabido que como regla general, la inscripción registral civil, aunque obligatoria, es de carácter meramente declarativo, es decir, constata y declara un hecho o acto jurídico ya existente extrarregistralmente, y publica las situaciones jurídicas que del mismo se derivan.

En definitiva, siguiendo la ya clásica distinción formulada por De Castro, la inscripción no es título de atribución o adquisición (como dice el citado profesor, verdadera “causa iuris”, o “por qué jurídico” del estado civil originario y de sus cambios), sino tan solo título de legitimación. En definitiva, el nuevo estado civil o su cambio, se habrá producido cuando hayan concurrido todos los requisitos que configuran el título de atribución (el…

¿Qué tengo que hacer para recuperar la nacionalidad española?

Es uno de los trámites que deberías hacer antes de tu regreso. Si has perdido la nacionalidad española podrás recuperarla cumpliendo una serie de requisitos.

Como emigrante o hijo de emigrante no se te puede exigir en tu retorno la residencia legal previa en España, pero sí tendrás que hacer una declaración ante el encargado del Registro Civil de tu voluntad de recuperar la nacionalidad española.

Recuerda que los Consulados de España realizan funciones de Registro Civil así que puedes dirigirte a los Registros Civiles de las Secciones Consulares de las Embajadas o a las Oficinas Consulares.

Una vez efectúes esta declaración deberá registrarse la recuperación en el Registro Civil que corresponda. Al residir en el extranjero, se realizará en la sede donde conste la inscripción de tu nacimiento. Y ¿cuándo es necesaria la previa habilitación del Gobierno para recuperar o adquirir la nacionalidad española?

Será necesaria cuando la hubieran perdido españoles que no lo sean de origen y la pérdida se hubiera producido por alguna de estas causas:

  • Los que por un período de tres años usen exclusivamente la nacionalidad a la que hubieran declarado renunciar al adquirir la nacionalidad española.
  • Los que entren voluntariamente al servicio de las armas o ejerzan cargo político en un Estado extranjero contra la prohibición expresa del Gobierno.
  • Cuando la sentencia firme declare que el interesado ha incurrido en falsedad, ocultación o fraude en la adquisición de la nacionalidad española.

En el caso de que siendo mujer española hubieses perdido tu nacionalidad por haber contraído matrimonio con un extranjero con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 14/1975, podrás recuperarla cumpliendo con lo previsto en los apartados anteriores, para el supuesto de emigrantes e hijos de emigrantes.