Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

Solo los muy expertos en automóviles son capaces de distinguir qué vehículos usados merecen la pena y cuáles son auténticas bombas de relojería que deben evitarse para no arrepentirse en cualquier momento desde la compra en adelante.

Como la mayoría de ciudadanos no tiene los conocimientos suficientes para distinguir una buena compra de un timo, lo mejor es tener claros al menos una serie de conceptos que en el caso de que aparezcan, deben hacer sonar la señal de alarma e inviten a olvidarse del coche en cuestión.

Lee también Álex Frutos Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

Si el coche es de cambio manual, conviene realizar una sencilla prueba. Se enciende el coche, se engrana la marcha más larga y se levanta el pie del pedal rápidamente. Lo normal es que el motor se cale. Si no es así, y si el embrague comienza a patinar, es que no está bien y, por lo tanto, ese vehículo no conviene porque ya supone que habría que realizar una inversión extra.

Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

El embrague es uno de los elementos clave para el funcionamiento de los coches con cambio manual

Getty Images/iStockphoto

Es un elemento del automóvil que es fácil que en un coche usado presente defectos como holguras, dificultades para meter las marchas o que “rasquen”. Si sucede algo de esto, lo mejor es bajarse del coche y olvidarlo como candidato a ser comprado.

Si bajo el coche percibimos que hay alguna mancha de líquido, esta puede ser de gasolina, de aceite o de líquido refrigerante, porque el coche presenta alguna fuga que no se nos ha comunicado. Sea fácil o no de resolver la fuga que sea, ¿por qué quedarse con ese vehículo habiendo muchos más susceptibles de ser comprados?

En el caso de que el humo que sale por el tubo de escape presente un color definido, es motivo suficiente para no comprar el vehículo. Si es blanco, puede ser que el líquido refrigerante haya entrado en el motor. Si es negro, que la combustión del motor no es la adecuada.

Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

Humo expulsado por el tubo de escape de un coche

Terceros

Si el coche no arranca a la primera o le cuesta hacerlo, tiene algún problema, más o menos grave pero, en todo caso, que no interesa llevarse incorporado al coche en el momento de la compra.

Cuando los neumáticos no están desgastados por igual, es signo de que ya sea la suspensión o cualquier otro elemento del coche no están bien. Es un indicador más que suficiente de que el vehículo tiene problemas con los que no nos gustaría tener que lidiar. Por otro lado, si las cubiertas no está en perfecto estado deberán cambiarse, lo que supone un gasto adicional.

El permiso de circulación, la ficha técnica y el seguro del vehículo con sus correspondientes recibos de pago tienen que estar presentes cuando se revise el coche. Asimismo, conviene repasar bien todos los datos no sea que tanto en la titularidad como en los datos del propio coche haya gato encerrado. 

Lee también

Contents

Qué son los vicios ocultos y qué dice la ley para reclamar por ellos cuando se compra un coche de segunda mano

Cuando se compra un coche de segunda mano nos encontramos ante el riesgo de que una avería salga a la luz una vez que la hemos comprado. Según al tipo de vendedor que se lo hayamos comprados tenemos adquiridos más o menos derechos.

A excepción de los denominados vicios ocultos, defectos muy graves que tiene el coche con los que la ley es más garantista y nos permite reclamar por ellos. Eso sí, habrá que pelear.

Los vicios ocultos son defectos tan graves que impiden utilizar el vehículo o que dificultan su uso y que en el caso de que el comprador sea consciente de esta avería la compra del coche no se habría realizado o el precio del vehículo se habría rebajado notablemente.

Como bien indica el nombre, los vicios ocultos son defectos previos a la compra del coche que no se aprecian a simple vista  y que el comprador cuando decide si compra o no el vehículo no puede detectar.

Existen seis meses para reclamar este tipo de defectos graves ya sea un vendedor profesional o un vendedor particular el que nos ha vendido el coche. Este tipo de defectos se pueden reclamar sin importar que el vendedor tenga conocimiento o no de este vicio oculto.

Todo esto viene recogido en el Código Civil desde el artículo 1884.

¿Cómo demostrar y reclamar estos vicios ocultos?

Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

En el caso de encontrarnos con una situación como esta, hay que demostrar la veracidad de estos defectos

Vicios ocultos en la compraventa de un coche: ¿qué debes hacer? • Ézaro Legal

Equipo de Ézaro Legal » 983 985 723 / [email protected]

Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

  • En este artículo hablaremos de un tema bastante común en la actualidad, y máxime con las plataformas de compraventa de vehículos, y es ¿qué hacer cuando nos han vendido un coche con vicios ocultos?
  • Es decir, lo que se plantea es qué hacer cuando creemos haber comprado un coche en perfectas condiciones, y al poco tiempo presenta problemas, o tiene defectos que de haberlo sabido antes no hubiéramos comprado el coche
  • Antes de explicar detalladamente en qué consiste, vamos a poner un ejemplo muy real que está sucediendo cada vez más. 

Ejemplo: Pedro está buscando un coche de segunda mano porque le sale más económico que uno nuevo. Para ello busca por diferentes plataformas de internet, como Wallapop o Mil anuncios, un vehículo que le pueda salir rentable, y contacta con Lucas. 

Una vez que ve el anuncio, llama a Lucas y pactan el precio, acuden a un lugar a probar el vehículo. Lucas sabe perfectamente que Pedro no es mecánico, ni perito automovilístico, por lo que no puede darse cuenta de los defectos que tiene el coche

Tras la prueba donde aparentemente el vehículo funciona con normalidad, Pedro paga el precio pactado y se lleva el coche. 

Todo parece normal, hasta que unos días más tarde descubre que el motor no funciona bien. Lleva el coche a su taller de confianza, y averiguan la cantidad de problemas mecánicos que tenía el coche, y que Pedro desconocía.

¿Qué debería hacer Pedro? 

1. ¿Qué se considera Vicio Oculto en un coche?

Un vicio oculto es aquel defecto que tiene un coche, objeto de una compraventa, y que no es reconocible en el examen previo por el comprador ni en el momento de la entrega. 

Para que pueda prosperar una acción civil de reclamación de vicios ocultos, es muy importante el tiempo que transcurra desde la posesión del vehículo y su reclamación

  • Cuando la compraventa sea entre particulares ( Pedro se lo compra a Lucas tras su anuncio por internet) el plazo es de 6 meses.
  • Mientras que cuando la compraventa sea de un particular a una empresa de vehículos, el plazo será de dos años (Pedro acude a comprar el vehículo en Ludycars S,A,).

2. ¿Qué hacer si me han vendido un coche con vicios ocultos

En el supuesto de que te encuentres que has comprado un coche, bien a un particular, o bien a una empresa especializada en el sector de la automoción y éste tenga vicios ocultos, deberás acudir a un despacho de abogados para que te asesore acerca de cual es la mejor opción. 

You might be interested:  Clausula irph de las hipotecas tras la sentencia del tribunal de justicia europeo

Si acudieras a Ézaro Legal, se te recomendaría enviar un burofax con acuse de recibo a quien te lo vendió, poniéndole en antecedentes de lo sucedido, y podrás elegir entre estas distintas opciones: 

  • Acción redhibitoria: desistir del contrato y reclamar al vendedor lo que le pagaste por el vehículo. 
  • Acción quanti minoris: Una vez hayas visto los defectos del coche, y los hayas tasado, decides reclamar al vendedor los gastos que te ocasione el arreglo. 
  • Acción de daños y perjuicios: Si el vendedor conocía estos defectos y no los manifestó, tendrás derecho (además de optar por una de las opciones anteriores) a reclamar también los daños y perjuicios. 

Es preciso que el vicio no fuera conocido por el comprador y que el vicio sea anterior a la venta, aunque su desarrollo sea posterior

Una vez que hayas redactado el burofax y enviado al vendedor, si éste no contesta o contesta de manera negativa, deberás iniciar una demanda de reclamación de cantidad por la existencia de vicios ocultos. 

Esta demanda en el supuesto de que la cantidad a reclamar sea superior a 2.000€ deberá obligatoriamente ir firmada por abogado y procurador, y si fuera inferior, no sería obligatorio, pero sí recomendable. 

Sería muy aconsejable acompañar la demanda con un informe que acredite los daños existentes en el vehículo. Este informe puede ser el de tu taller de confianza, o un informe emitido por un perito. 

Una vez que se haya presentado la demanda en el Juzgado, se notificará de la misma a la otra parte, y en caso de oponerse, se celebrará un juicio. 

3. Ley, Código Civil, Jurisprudencia en relación con los vicios ocultos

  1. En nuestro derecho español, no existe una ley concreta que regule única y exclusivamente la temática de los vicios ocultos, éstos se regulan en el Código Civil.

     

  2. El Código Civil dispone que el vendedor estará obligado a hacerse cargo de los vicios ocultos que tuviere la cosa vendida, en caso en que los mismos la hagan impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo dicho uso que, en caso de haberlo conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella.
  3. Expresamente se regula en el artículo 1484 del Código Civil cuando dispone: 
  4. “El vendedor estará obligado al saneamiento por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos”.
  5. Los Juzgados y Tribunales de nuestro país son muy claros a la hora de valorar la existencia de los vicios ocultos y los requisitos necesarios para que una acción de éstas prospere, a saber: 
  1. Que el vicio consiste en una anomalía por la cual se distingue la cosa que lo padece de las de su misma especie y calidad.
  2. Que es preciso que el vicio sea anterior a la venta aunque su desarrollo sea posterior.
  3. Que es preciso que el vicio no fuera conocido por el adquirente, ni conocido por la simple contemplación de la cosa teniendo en cuenta la preparación técnica del sujeto al efecto.
  4. Que ha de ser de tal naturaleza que haga la cosa impropia para el uso a la que la destina o disminuya de tal modo ese uso.
  5. Que de haberlo conocido el comprador no lo hubiera adquirido o habría dado menos precio

4. Preguntas Frecuentes

¿Es necesario redactar y enviar un burofax previo? 

No es obligatorio, pero es muy aconsejable que el juez o jueza pueda ver que has intentado llegar a un acuerdo extrajudicial. 

¿Es aconsejable la existencia de un informe pericial que acredite los daños (vicios ocultos)? 

Es muy importante que un perito, o un mecánico, o alguien cuya profesión esté relacionada con la mecánica de coches elabore un informe pericial, o un presupuesto del coste de reparación de los vicios ocultos del coche. 

¿Cuál es el plazo para reclamar los vicios ocultos? 

El plazo se distingue en función de si la compra se ha hecho a un particular o a una empresa. Si la compra es a un particular, el plazo es de 6 meses contados a partir de la entrega del vehículo. Si la compra es una empresa, el plazo es de dos años desde la entrega del vehículo. 

¿Es importante la antigüedad del coche? 

No. La acción de vicios ocultos se puede ejercitar independientemente de la antigüedad del vehículo, pero siempre respetando los plazos de prescripción. 

¿Es obligatorio acudir con abogado y procurador? 

Si la cuantía es superior a 2.000€, será obligatorio instar la demanda con abogado y procurador, si la cuantía es inferior a 2.000€ no es obligatorio, pero sí altamente aconsejable. 

Contrate una Consulta Virtual con un Abogado Especialista

Ahorre tiempo y dinero contratando una consulta virtual con uno de nuestros abogados especialistas. Es rápido, sencillo y profesional.

En Ézaro Legal Abogados podemos realizar todas las gestiones de forma telemática.

Realizamos consultas virtuales por videoconferencia con la misma calidad que la consulta presencial, pero con la comodidad de hacerlo desde su domicilio.

Reservar Mi Consulta Virtual »

Vicios ocultos en la compraventa de un coche de segunda mano

Que hacer si un vehiculo de segunda mano tiene defectos

Comprar un coche de segunda mano lleva aparejado una serie de riesgos, que puedes reducir al máximo usando el sentido común y siguiendo las recomendaciones que te damos en el blog.

Aunque tomes todas las precauciones puede ocurrir que, tras la compra, aparezca algún defecto que no advertiste al revisar el coche antes de adquirirlo.

Pues bien, debes saber que si se cumplen los requisitos contemplados en el código civil (Capítulo IV, Sección Tercera), podrás reclamar al vendedor por estos «vicios ocultos«, o bien, rescindir el contrato y que te devuelva el dinero.

Incluso podrías exigir una indemnización por daños y perjuicios, siempre que demuestres que el vendedor actuó de mala fe. Pero,

¿Qué son vicios ocultos?

Los vicios ocultos son los posibles defectos que pueden aparecer en el coche tras la compra y cumplen dos condiciones:

  • Se manifiestan en el vehículo después de la compra, pero ya existían cuando se firmó el contrato de compraventa.
  • No pueden ser detectados a simple vista, salvo que seas un entendido por razón de tu oficio o profesión, en cuyo caso no se considerarían vicios ocultos.

¿Hasta cuándo puedes reclamar al vendedor por los vicios ocultos?

  • El plazo para reclamar por vicios ocultos es de 6 meses desde la fecha de entrega del coche.

Aunque algunos «listillos» lo pretendan, la reclamación por vicios ocultos no es una garantía legal de 6 meses en las operaciones de compraventa de coches de segunda mano entre particulares.

De hecho, solo debemos reclamar por vicios ocultos, cuando detectemos un defecto grave dentro del plazo de 6 meses desde la fecha de entrega del vehículo y podamos probar, sin sombra de duda, que el defecto ya existía cuando firmamos el contrato de compraventa, sin que pudiéramos detectarlo por no entender del tema.

Un ejemplo claro podría ser la compra de un coche con muchos más kilómetros de los declarados por el vendedor en el contrato de compraventa. En este y otros muchos casos, lo más difícil es recabar pruebas irrefutables que lo demuestren. Si no las tienes, deberías intentar la vía amistosa y no malgastar tiempo y dinero en reclamaciones judiciales.

Si crees que tu caso es evidente y dispones de pruebas y/o testigos de peso, consulta con un abogado para estudiar la viabilidad de una posible reclamación o demanda.

¿Cuánto cuesta demandar por vicios ocultos?

Dar con un abogado competente y que no te sangre, puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza.

En este sentido solo podemos advertirte que, en general, vas a tener que poner dinero por delante, pues, aunque hoy en día existan abogados que trabajan a comisión, siempre te van a pedir una provisión de fondos para los gastos administrativos.

Entre 250 y 400 € para empezar, más un porcentaje si tienen éxito, viene siendo habitual. El coste total final subirá a una cifra de entre el 10 o 20% del precio del vehículo.

¡Ah! y no malgastes tu tiempo con los seguros de defensa jurídica que se anuncian por la tele, la mayoría no sirven ni para la primera consulta. Se limitan a realizar un escrito estándar para una primera reclamación, y si acabas contratando un abogado a través de ellos te saldrá todavía más caro que hacerlo por tu cuenta.

¿Cómo evitar que te cuelen vicios ocultos?

La mejor solución para evitar encontrarse con vicios ocultos consiste en contratar, antes de la compra, a un profesional especializado que revise el coche y te informe al detalle de su estado. Si el experto encuentra pegas importantes tendrás que buscar otro coche, y si tiene algún problema o avería asumible, podrías negociar el precio a la baja con el vendedor.

Si no puedes permitirte contratar a un profesional para que te informe, procura al menos, revisar el coche con lo que sepas.

La revisión del vehículo, por parte de un profesional, también te va a interesar si vas a vender tu coche de segunda mano. Una revisión detallada por parte de un mecánico experto debilitará cualquier argumento del comprador para reclamar por vicios ocultos.

Aunque cueste creerlo, existen mafias que se dedican a fabricar pruebas falsas para quedarse con tu coche gratis en primera instancia, e incluso sacarte dinero por daños y perjuicios si no andas listo.

El timo del agua en el aceite, va camino de convertirse en un clásico, «Entre pillos anda el juego».

Manual de compra de coches usados: 10 defectos para salir corriendo

Humos que salen por el escape, charcos de líquidos acumulados en los bajos, óxidos en la carrocería, falta de papeles o ITV… Si el modelo usado que se está valorando para comprar muestra alguno de estos síntomas poco deseables, es muy probable que esconda algún problema grave que exija un alto coste de reparación. Y, al final, se ahorrará tiempo, dinero y molestias eligiendo otro vehículo.

Esta guía trata de servir como manual práctico de compra de modelos usados y pone de relieve 10 de los defectos más preocupantes a la hora de escoger un vehículo de segunda mano, de esos que conviene salir huyendo. Se han dividido en tres grandes áreas, Papeles, Mecánica y Conducción, que funcionan además como fases de aproximación: si en el camino falla alguna, no continúe.

PAPELES

1. La documentación del vehículo

El coche ha de tener papeles.

Y son básicamente tres: ficha técnica del modelo, junto con la cartilla que recoge los sellos de la ITV (ambos suelen ir grapados), y recibos que demuestren que el permiso de circulación y el seguro están pagados y en vigor. Comprobar asimismo que tanto el número de matrícula como el titular del coche son los mismos en toda la documentación.

2. Número de bastidor

Otra comprobación.

Debe coincidir la referencia del bastidor que sale en los papeles y la que aparece físicamente grabada en el vehículo, generalmente en el vano motor (se indica su ubicación en el manual del propietario del modelo). En caso contrario, puede que el automóvil sea robado. La zona del coche donde salga el número de bastidor tampoco debe presentar alteraciones o repintados.

MECÁNICA

3. Humos que salen por el escape

Si es negro, indica una mala combustión del motor; si tiene una tonalidad azulada, que se está quemando aceite y, si es blanco, que el líquido refrigerante está entrando en los cilindros. Puede ser un problema menor (en los dos primeros supuestos) o muy grave (el tercero), pero no merece la pena asumir el riesgo. Siguiente modelo.

4. Manchas de líquidos en el suelo

La presencia de aceite, líquido refrigerante o hidráulico, o carburante en el suelo bajo el vehículo es otro motivo de huida. Puede ser una pequeña fuga fácil de reparar o todo lo contrario, por lo que tampoco compensa jugársela. Buscar mejor otro coche.

5. Óxidos en la carrocería

Más de lo mismo. Aunque no es muy habitual, la presencia de óxidos en cualquier parte de la carrocería debería marcar otro punto y aparte. Atención especial al suelo (del habitáculo y el maletero), la parte interior de los pasos de ruedas, las uniones del techo con la carrocería y los marcos de las ventanillas.

El óxido suele aparecer en modelos muy antiguos (anteriores a la década de los años noventa) o que hayan circulado toda su vida en entornos costeros o de alta humedad. Si la herrumbe está muy focalizada podría repararse con un coste razonable, pero como se mencionaba anteriormente, ¿para qué exponerse? Otro vehículo.

6. Desgaste anormal de neumáticos

Alertan de que el coche no pisa bien, porque la suspensión está desalineada o algunos de sus componentes (tacos de goma, rótulas…) en mal estado.

También puede indicar defectos estructurales de mayor gravedad, como un accidente mal reparado, por ejemplo. La moraleja es similar a la anterior.

Puede que sea una sola cosa de fácil arreglo, o no. Pero tampoco interesa.

CONDUCCIÓN

7. Arranque a la primera

Se gira la llave, o se aprieta el botón de arranque, y listo. Debe ponerse en marcha sin titubeos y en, como mucho, poco más de un segundo.

De no hacerlo, los sospechosos habituales son un motor de arranque en mal estado, fallos en los componentes del sistema de alimentación (bomba de combustible, inyectores…) o una larga lista de posibles problemas eléctricos. Fuera.

8. El estado del embrague

El coche arranca y no presenta ruidos anormales. Buena noticia. Siguiente paso, el estado del embrague. Y hay una sencilla maniobra para comprobarlo, al menos en coches con cambio manual.

En terreno llano, y con el vehículo encendido, se mete la marcha más larga que tenga (quinta, sexta…) y se suelta el pedal de golpe. El vehículo debe calarse al instante.

Si no, el embrague empieza a patinar, y su sustitución es cara. Así que, a por otro coche.

9. Cambio, buen funcionamiento general

El cambio es otro de los componentes que exigen reparaciones especialmente caras y que suelen alargarse en el tiempo. Por eso, al menor síntoma de mal funcionamiento, mejor no seguir.

La palanca no debe tener holguras (aunque si es solo esto sale relativamente barato) y las marchas deben insertarse con facilidad. Tampoco deben salirse una vez insertadas ni rascar al reducir.

10. Motor, sin tirones ni vibraciones

Resulta complicado evaluar, sin disponer de herramientas especializadas (como las de un taller), el estado de un motor. Pero si suena bien, no presenta fugas de líquido ni echa humos por el escape, será un buen comienzo.

Asimismo, y superada esa primera fase, hay una prueba que sigue dando pistas, porque permite hacerse una idea de su compresión y calidad de giro en general. Se inserta una marcha larga, se dejan caer las revoluciones casi hasta el ralentí y se acelera a fondo: el coche debe ir ganando velocidad y vueltas con progresividad, sin vibrar ni dar tirones.

Puede que tarde mucho o poco, según su potencia, pero más que el tiempo, hay que fijarse en que la respuesta sea continua y homogénea.

¿Cuál es la garantía de un coche de segunda mano?

¿Cuál es la garantía de un coche de segunda mano y ocasión? Esta es una de las preguntas más importantes que se hacen los compradores de este tipo de vehículos y que hoy responderemos en nuestro blog. 

Cambio en la garantía del coche de segunda mano

Desde el 1 de enero de 2022 está en vigor la nueva Ley de Garantías de la Unión Europea, que modificó la cobertura de la que disfrutan los coches de segunda mano. 

El principal cambio que introduce es el siguiente:

  • Antes: la garantía era de un año y durante el mismo el comprador debía argumentar que la avería había tenido su origen antes de la compra
  • Ahora: los vendedores deberán pagar la reparación de cualquier avería que se produzca esos 12 meses si no estaba reflejada en el contrato

¿Cuántos años de garantía tiene un coche de segunda mano y ocasión?

  • La ley posibilita ofrecer tanto un año como dos años de garantía.
  • En caso de que compres un coche Km0 o de segunda mano y ocasión que aún tenga la garantía oficial, esta se mantiene.
  • Además, en Clicars certificamos nuestros coches de segunda mano y ocasión con la el protocolo más completo del mercado que tiene en cuenta hasta 250 puntos de control

Y no solo eso, una vez realizada la compra del coche, podrás devolver el mismo en un plazo de 15 días o después de 1.000 kilómetros si no estás conforme con tu compra. Un grado de garantía extra.

¿Cuántos años de garantía tiene un coche de segunda mano entre particulares?

Si el vendedor del coche de segunda mano y ocasión es un particular, la garantía debe ser de hasta un año, a menos que en el contrato se especifique lo contrario. 

Sin embargo, el mínimo obligado continúa siendo de seis meses.

¿Cómo beneficia la garantía de un coche de segunda mano al comprador?

La garantía de un coche de segunda mano y ocasión, tanto de un año como con el margen ampliado de 2, aporta mayor seguridad en la compra de este tipo de vehículos, cada vez más demandados.

En el caso de Clicars, la garantía certificada, recogida en el contrato, supone un punto de compromiso mayor al que puede ofrecer un pacto verbal entre comprador y vendedor. 

¿Qué son los ‘vicios ocultos’ de un coche de segunda mano y ocasión?

Los ‘vicios ocultos’ son uno de los términos importantes a la hora de comprar un coche de segunda mano y ocasión. Son defectos graves que impiden usar el coche o dificultan su uso. 

En caso de que el comprador sea consciente de esta avería, este debería haber rebajado notablemente el precio del coche para evitar un sobrecoste.

¿Cuánto tiempo hay para devolver un coche de segunda mano y ocasión?

Como te hemos contado, en Clicars puedes devolver tu coche de segunda mano y ocasión hasta 15 días después de haberlo recibido y con 1.000 kilómetros más.

  1. En el caso de la compraventa de coches de segunda mano entre particulares, el plazo para reclamar contra defectos o vicios ocultos es de seis meses. 
  2. Para evitar sorpresas en la compra de un vehículo de ocasión, te aconsejamos realizar siempre esta operación con operadores certificados como Clicars
  3. Además, en nuestro blog podrás encontrar consejos e instrucciones para que tu compra sea la idónea. 

Si estás pensando en comprar un coche de segunda mano y ocasión, recuerda que en Clicars tienes a tu disposición un completo equipo de asesores que te guiarán en tu compra. ¡No tendrás que moverte del sofá para encontrar el coche de tus sueños!

Vicios ocultos en compraventa de vehículos de segunda mano

¿Qué tiempo tengo para reclamar? Para exigir la reparación de las averías que pudieran presentar los coches usados, o bien la devolución (el vendedor entregaría el importe obtenido de la compraventa y el comprador entregaría el coche), el comprador tiene un plazo de 6 meses desde la entrega del vehículo para reclamar por vicios ocultos (en el caso de particulares). En el caso de comerciantes, el plazo para las reclamaciones cuando han sido comerciantes es de 2 años desde la entrega de las llaves.

  • ¿Qué Requisitos deben cumplirse? Para ejercitar la acción de saneamiento de vicio oculto deben cumplirse los siguientes:
  • 1- Que el vicio o defecto en el vehículo no esté a la vista (difícil será reclamar daños en neumáticos, de pintura o chapa exterior) o que las deficiencias vengan motivadas por el normal desgaste o uso inadecuado, así como robo o accidente.
  • 2- El vicio debe tener una relevancia significativa de tal manera que, de conocerlo el comprador, no lo habría comprado o habría pagado menos.
  • 3- Que el comprador, no hubiera sido capaz de detectarlo fácilmente cuando se hizo la compra.

4- Que el vicio o defecto fuera preexistente en el momento de la venta. No importa que el vendedor no conociera la existencia de vicios. Será responsable de todas formas.

5- Que se ejercite la acción dentro de los 6 meses posteriores a la entrega en el caso de venta entre particulares.

¿Qué necesito para probar la existencia de vicios ocultos? Será necesario un informe que certifique la existencia de la avería o defecto, a ser posible certificado por un perito y un taller, además de otra documental como facturas o reclamaciones previas realizadas.

¿Es necesario que reclame el precio de la reparación? Si bien es lo habitual, también puede ejercitarse la acción redhibitoria (1486 CC), es decir, solicitar la devolución del vehículo al vendedor, así como el precio abonado y los gastos causados. También se podrá solicitar una rebaja del precio que tendría que devolver el vendedor (acción quanta minoris) o exigir la reparación del vehículo por el vendedor.

¿Es indiferente que el vendedor sea un particular que un establecimiento de compraventa? NO, en el caso de un establecimiento dedicado a la compraventa se aplica la legislación de consumo, con más ventajas para el comprador: Primeramente, existe una obligación de ofrecer la garantía por parte del vendedor, de al menos un año, y si la avería aparece en los primeros seis meses no es imprescindible pericial, si bien nosotros lo recomendamos siempre. Finalmente, una vez que aparece el vicio, tenemos 2 años para reclamarlo. Además, podemos acudir a procedimientos arbitrales de consumo y cumplimentar las hojas de reclamaciones de los establecimientos de venta.

DEVOLVER VEHICULO POR AVERIA O RECLAMAR VICIOS OCULTOS – SERVILEGAL ABOGADOS

  • Resolución de la compra de un vehiculo por ser inhabil
  • Procederá la resolución de la compra de un vehículo por ser inhábil para la finalidad a la que estaba destinado aplicando la doctrina aliud por alio.
  • Vamos a ver algunas cuestiones sobre la resolución de la compra de un vehículo por ser inhábil para la finalidad que iba a darle el comprador.
  • Antes de nada recordar,  que el comprador de un vehiculo perteneciente a otro particular (compraventa entre particulares), tiene a su alcance una serie de acciones judiciales de distinta naturaleza, cuando el vehiculo presentadefectosaverias o vicios.
  • Hoy nos vamos a ocupar de los defectos, averias o vicios MAS GRAVES, es decir, aquellos que pueden producir la resolución de la compra de un vehículo por ser inhabil para el destino que se le iba a dar («doctrina aliud pro alio«).
  • ¿Qué significa la doctrina aliud por alio en la venta de vehículos?
  • Cuando el defecto o vicio en la cosa vendida (en este caso el vehiculo), sea de tal gravedad, que lo que se haya entregado sea un objeto distinto al pactado, o que lo haga inhábil para la finalidad que el comprador quería darle, frustando sus expectativas, el COMPRADOR podrá optar por RESOLVER la COMPRA, devolviéndose cada parte lo que entregó (el vendedor recibiría el vehículo y el comprador el dinero), y pedir en su caso, indemnización de daños y perjuicios.
  • El artículo 1124 del Código Civil dispone:
  • » La facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe.

El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos. También podrá pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resultare imposible.»

Aunque habrá que estar a la valoración que haga el Juez respecto de si el vehículo es inhábil o no para el destino que pretendía darle el comprador, os señalamos algunas sentencias en un sentido y en otro para que os hagáis una idea de esta cuestión.

Resolución de la compra de un vehículo por ser inhábil. SENTENCIAS A FAVOR:

–  Audiencia Provincial de Murcia (Sección 4ª), sentencia de 3.12.2015:

» Tras la celebración del juicio se dicta sentencia por la que se estima parcialmente la demanda (se rechaza sólo la indemnización por daños morales al no haber sido acreditados), declarando que estamos ante un supuesto de aliud por alio, pues se vende una caravana con una capacidad de carga de 375 kilos, cuando realmente era inferior, lo que no permite dotarla de los complementos necesarios para su uso, haciéndola inhábil para la finalidad a la que estaba destinada (ser utilizada como vivienda móvil en vacaciones), por lo que procede la resolución del contrato (art. 1124 Código Civil), con restitución íntegra de las prestaciones.»

–  Audiencia Provincial de Asturias (Sección 6ª), sentencia de 22.09.2015:

» Del análisis de toda esta prueba deviene acreditado que el vehículo adquirido no es apto para el uso a que se destina el mismo, pues desde su compra presentó una serie de anomalías y defectos que no la hacen idóneo para el fin pactado».

¿Se puede devolver un coche de segunda mano? – Tramicar

De darse este caso, que ya avisamos que es poco habitual, la rescisión debe quedar reflejada en un documento que incluya los datos del comprador y vendedor (nombre, apellidos y DNI), del vehículo (matrícula, modelo, marca…), de qué forma se va a devolver el dinero y el vehículo o quién asume los posibles costes que se deriven de la rescisión. Del mismo modo, habrá que adjuntar el contrato inicial de compraventa que se va a anular y dejar constancia de que la propiedad del vehículo vuelve a recaer en el vendedor. Y como en todo documento vinculante deberá incluirse el día, hora y firma de ambas partes en todas sus páginas.

¿Qué hacer si un vehículo de segunda mano presenta defectos tras su compra a un particular?

Hay que tener claro que la garantía de seis meses para coches o motos de segunda mano comprados a particulares no es una cobertura ante cualquier avería, sino una protección para evitar estafas y vicios ocultos. Por lo tanto, en estos casos el comprador del vehículo de ocasión debe demostrar que la avería que ha sufrido ya estaba presente anteriormente y el vendedor no le había informado de la misma o era un vicio oculto.

Para exigir la reparación de esos fallos, el primer paso es informar al vendedor, solicitándole las responsabilidades correspondientes.

Si no se resolviese de forma amistosa habría que acudir ya a la vía civil o penal (si se considera que ha habido estafa), realizando una reclamación por los daños y perjuicios causados e incluyendo un informe realizado por un taller mecánico o un perito que certifique la existencia de esas averías reclamadas.

Es importante tener presente que solo se podrá reclamar por aquellos desperfectos que tuviera el vehículo antes de la venta y que se hubieran ocultado. Así, no estaría incluido, por ejemplo, el fallo de un elevalunas en un coche de siete años, ya que esta avería no tiene por qué ser un vicio oculto, sino que puede deberse a un desgaste propio de la edad del automóvil.

Atención al contrato de compraventa

Como ya hemos visto en alguna ocasión, el contrato de compraventa de un vehículo debe ser lo más completo posible, figurando en él los detalles de las partes, el precio o modo de pago, qué trámites hay que realizar en Tráfico y quién debe hacerlos… Y como estamos viendo en este artículo, en el caso de una compraventa de vehículos de segunda mano, para evitar desprotección ante posibles vicios ocultos, el contrato no debería incluir cláusulas en las que se renuncie al derecho de reclamación. De este modo, los compradores podrán tener mayores facilidades para tramitar posibles reclamaciones.

Por último, aprovechamos para recordar que cuando se compra un coche o moto de segunda mano hay que revisar todos sus papeles: el libro de mantenimiento para poder ver qué revisiones se han realizado, el Permiso de Circulación para comprobar que el vendedor es el auténtico propietario del mismo y la Tarjeta de Inspección Técnica. También es aconsejable solicitar un Informe DGT para comprobar el estado administrativo en el que se encuentra el vehículo es y contar así con la información más fidedigna posible.